Unió de Pagesos (UP) ha denunciado este martes 21 la decisión del Ministerio de Agricultura de eliminar la ayuda para las superficies de frutos secos. Según UP, Agricultura ha decidido dejar de pagar los aproximadamente 8 euros por hectárea de ayuda de Estado a superficies de fruta seca que tenía presupuestadas para los años 2016 y 2017.

Esta decisión, lamenta UP, se añade al hecho de que hace unas semanas el ministerio estableció que no incluiría esta ayuda a la normativa que regula las ayudas directas agrarias en el Estado, con lo que de esta manera se elimina esta línea de ayuda.

La ayuda a superficies de frutos secos, aprobada por la Unión Europea en 2003, se componía de un tramo de ayuda proveniente de fondos comunitarios que, desde el 2012 del pago base desconectado, y de otro tramo de ayuda que podrían aportar los estados, de hasta 120,75 euros por hectárea.

Cataluña será una de las CCAA más castigadas por la desaparición de esta ayuda, en especial en la avellana

En este sentido, el Gobierno acordó que la mitad de esta cantidad la aportaría el Ejecutivo y el resto, las comunidades autónomas.

Así pues, en 2012 el ministerio eliminó parte de su contribución a la ayuda de Estado, concretamente la parte dirigida a los agricultores profesionales de frutos secos, y Cataluña “fue una de las comunidades más perjudicadas por esta decisión, con la pérdida de 360.000 euros el año”.

Asimismo, explica el sindicato, la ayuda se fue reduciendo progresivamente los años siguientes, con la desaparición de la aportación catalana en 2013, y la “drástica reducción de la aportación del Estado”.

UP asegura que la superficie con derecho a la ayuda en Cataluña fue en la última convocatoria de 41.546,38 hectáreas, por tanto, la pérdida económica de los productores catalanes será de unos 700.000 euros, 350.000 por cada anualidad (100.000 más que a los productores valencianos, los otros gran perjudicados).

A dicha pérdida, denuncia el sindicato agrario, se añade la de la pérdida de renta del sector de la fruta secta catalán con la última reforma de la PAC, con el paso de la ayuda única a la ayuda base, y la aplicación del vigente Programa de Desarrollo Rural (PDR).

“El cultivo de la avellana padece, además, esta campaña una bajada importante de los precios en origen”, añaden desde UP.

Para el sindicato resulta “prioritario” que la Administración vele para que las incorporaciones de jóvenes payeses al cultivo de la avellana de los últimos años “no abandonen la actividad”. Por este motivo, piden la “tutorización y el apoyo que necesiten”.

Finalmente, explican que UP llevará a cabo un seguimiento detallado de la evolución de la situación económica de las explotaciones y hará llegar a las administraciones las propuestas para “superar la situación actual”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here