La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha solicitado a la Consejería de Agricultura y Ganadería una ampliación del plazo para la quema de rastrojos del maíz en regadío en todas las comarcas de Castilla y León hasta finales de marzo, para garantizar la efectividad de la media de índole fitosanitario por la aparición y proliferación de plagas y enfermedades en esta comunidad.

La orden AYG/887/2016, de 17 de octubre, por la que se autoriza como medida fitosanitaria la quema de rastrojos de cereales en Castilla y León, establece como fecha máxima para la quema de rastrojos de maíz la segunda quincena de febrero de 2017 en todas las comarcas de Castilla y León.

La UCCL recuerda que la excesiva humedad en el terreno no han permitido poner en marcha esta medida

Hasta la fecha, según la organización, son muy pocos los agricultores que han solicitado la quema de rastrojos de maíz, debido a que las condiciones climatológicas o el exceso de humedad en el terreno no han permitido poner en marcha esta medida.

Ante esta situación, son muchos los agricultores que se han puesto en contacto con la organización para reclamar una ampliación del plazo que permita la quema de restos de maíz en Castilla y León, ya que de no aplicarse esta medida dará lugar a importantes daños del cultivo en esta campaña por motivos fitosanitarios.

Por este motivo, y teniendo en cuenta que este año existe alta probabilidad de aparición de plagas y enfermedades, desde la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) se ha solicitado a la Consejería de Agricultura y Ganadería mediante el envío de una carta la ampliación del plazo hasta finales de marzo de 2017, para la quema de rastrojos del maíz en las parcelas dedicadas a regadío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here