Una semana más las cotizaciones de los cereales se mantienen en ese compás de espera que llevan desde primeros de año, con oscilaciones pequeñas tanto a alza (como en el caso de los precios del maíz) como a la baja (trigo duro). Todo hace indicar que esta tónica que se va a mantener durante algún tiempo… salvo que la huelga de estribadores acabe afectando directamente al sector y haya que echar mano del producto nacional almacenado para cubrir las necesidades.

Por el momento, el sector cerealista ya ha dejado claro que está preocupada, aunque no alarmada, por esta huelga de la estiba que comienza la próxima semana, en especial porque tiene reservas para unos tres meses, pero no se oculta que si el conflicto se radicaliza o se prolonga en el tiempo las consecuencias pueden ser muy negativas.

Con este panorama, los precios del maíz subieron ligeramente en los mercados mayoristas durante la semana comprendida entre el 20 y el 24 de febrero, pero cayeron los de cebada y trigo, según los datos difundidos este lunes 27 por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Las cotizaciones medias nacionales de los cereales fueron las siguientes: cebada, 154,97 euros/tonelada (-0,09 %); cebada de malta, 160,14 euros/tonelada (=); trigo duro, 213,83 euros/tonelada (-0,16 %); maíz, 177,56 euros/tonelada (+0,06 %), y trigo blando, 171,58 euros/tonelada (-0,08 %).

En comparación con enero de 2016, se han registrado las siguientes caídas: trigo duro (-16,01 %); cebada (-13,37 %) y trigo blando (-6,72 %).

Por el contrario, la cotización del maíz ha repuntado en un año un 0,78 %.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here