La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, se ha ratificado en que no va a cambiar su postura y que el Gobierno ya ha dispuesto medidas, entre ellas algunas de carácter fiscal y otras exenciones, a las que se pueden acoger los agricultores para paliar los daños producidos por la sequía y por otras condiciones meteorológicas adversas, a la vez que reconocía que Castilla y León es la comunidad donde la sequía es “más acusada” aunque ha advertido que los agricultores, a parte de los seguros agrarios, disponen de medidas que pueden favorecer sus rentas.

Isabel García Tejerina ha hecho este reconocimiento en el club de prensa del diario el Mundo de Castilla y León, en el que se ha analiza el futuro de la agricultura castellana y leonesa y en el que se ha guardado un minuto de silencio en memoria de las víctimas del último atentado en Londres.

La ministra ha indicado que “ya se está dando respuesta” a las necesidades de los agricultores con sus cultivos afectados por la sequía con la rebaja de los módulos de la declaración de la renta, efectiva en 2017 y correspondiente a 2016, lo que permite el abono de la tercera parte. También se puede acceder a la misma reducción de impuestos en la declaración que se haga en 2018 y correspondiente al ejercicio de 20017.

Insiste en que el seguro agrario ofrece “la mejor estabilidad que se puede dar al sector agrario”

Además ha anunciado que “se está trabajando” en la publicación de una orden para la mejora de las condiciones de financiación de los préstamos de los agricultores afectados, a lo que se destinará una partida que puede llegar a los 90 millones de euros.

La ministra ha resaltado la posibilidad de algunas exenciones de pago en las tarifas a los regantes y que en Castilla y León llegarán a los ocho millones de euros.

García Tejerina ha señalado la posibilidad de que las comunidades autónomas y el Ministerio puedan adelantar las ayudas previstas en la Política Agrícola Común (PAC), entre otras las de carácter medioambiental, y el aplazamiento de los pagos de las cuotas de la Seguridad Social.

Pero, la ministra ha advertido que están medidas se pondrán en marcha sin poner en riesgo las políticas de seguros agrarios que, a su juicio, son las mejores para paliar los daños derivados de las condiciones meteorológicas adversas.

A su juicio, el seguro agrario ofrece “la mejor estabilidad que se puede dar al sector agrario”, tras lo cual ha apuntado que cad año el Ministerio destina unos 200 millones de euros a cubrir el 65 por ciento del coste de la prima, el máximo que permite la UE.

Ha recordado que los seguros agrarios, en el caso de pérdidas superior al 30 por ciento de la cosecha, cubre el 70% de la producción, con lo que ha insistido en que es “la mejor herramienta” para garantizar la renta de los agricultores.

En su intervención en el club de prensa de El Mundo de Castilla y León, la ministra ha reiterado el compromiso de la política agraria de hacer el campo un atractivo para los jóvenes y ha señalado que la continuidad “no es negociable” y lo que hay que negociar son las condiciones de su aplicación “más allá” del 2020.

García Tejerina ha puesto de manifiesto la necesidad de que la agricultura sea cada vez más competitiva, más basada en la tecnología y cada vez más como un elemento de la lucha contra el cambio climático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here