COAG Extremadura califica la campaña de fruta de hueso, melocotón y nectarina, de 2017 de “nefasta” y reclama con urgencia la puesta en marcha de una serie de medidas que puedan reconducir la situación, resultado de una tendencia negativa que se está dando en el sector desde hace algún tiempo y que han tenido como resultado que no se puedan cubrir los costes de producción.

Tras varios años en los que las liquidaciones a los agricultores y agricultoras en Extremadura han sido bajas o muy bajas, provocando la reducción de los ingresos e incluso el abandono de explotaciones, la situación actual es muy complicada y la situación de crisis se extiende en el tiempo y en todas las áreas de producción.

Además, la organización agraria destaca que a todo esto, se le debe sumar el incremento constante de los costes de producción, el estancamiento del consumo, el colapso del mercado europeo (veto ruso), las prácticas de la distribución comercial, las dificultades generadas y escasez de uso y efectividad de las medidas de regulación de mercado.

Se registró récord en los difrenciales origen-destino alcanzando márgenes comerciales

Por ello, entre las medidas urgentes que instan a que sean de “aplicación inmediata para los fruticultores”, COAG Extremadura pide la reducción a cero de los módulos para la fruta dulce en el cálculo de la renta de 2017, ampliación de la partida de gastos de difícil justificación del 5% al 10% para aquellos que optan por la estimación directa simplificada, así como la apertura inmediata de la línea de avales de SAECA.

En la misma línea y con el objetivo de aligerar el peso de la difícil situación que está atravesando el sector, la organización agraria solicita ayudas y moratorias para los préstamos contraídos y establecimiento de líneas de financiación bonificadas y créditos blandos para afrontar la futura campaña, la condonación de las cuotas a la Seguridad Social y al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), como también la recuperación del máximo porcentaje de subvención estatal en la contratación del seguro de la fruta.

Igualmente, COAG Extremadura señala que en la campaña pasada se registró récord en los difrenciales origen-destino alcanzando márgenes comerciales del 732% para el melocotón y de 722% para la nectarina.

“Ni siquiera en el año de inicio del veto ruso (2014) se produjeron valores tan elevados: en melocotón el margen medio fue del 612% con un máximo en agosto de 2014 del 988% y en nectarina, la media se situó en 603% y un pico en agosto del 900%. Los márgenes medios en el resto de los años analizados se han situado entre el 220% y el 386%”, ha explicado la organización agraria en nota de prensa.

Por otro lado, según el análisis realizado, el precio en destino muestra una tendencia estable y creciente a lo largo de los años, incrementándose entre 2013 y 2017  un 12,3% en melocotón y un 16,3% en nectarina, alcanzando un pico en este promedio en 2016 con 2,39 €/kg y 2,37 €/kg respectivamente.

Por su parte, el precio en origen es mucho más errático y en 2017 ha sufrido un gran descalabro. Mientras que en melocotón la cotización media en origen se ha situado en 0,28 €/kg, en nectarina ha estado en 0,29 €/kg., siendo un 44% y 47% inferiores a la media de los años 2013-2016. Los mínimos se han situado en los meses de agosto (0,15€/kg) y septiembre (0,19 €/kg) para ambos productos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here