La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) considera que la climatológica ha dado un cambio radical en estos últimos dos días, registrando una bajada de la temperatura considerable acompañada de una lluvia constante, registrando en ciertas zonas hasta 20 litros/m2, que ha permitido que el riesgo de incendio en Castilla y León haya disminuido muy considerablemente, por lo que reclama al Gobierno regional que publique la orden que permita la quema de rastrojos

UCCL, ante esta bajada de temperatura, reclama que se declare en Castilla y León época de bajo riesgo de incendio y con ello no demore más la publicación de la normativa que regula la quema de rastrojos en Castilla y León por la afección de plagas y enfermedades en cultivos cerealistas y publique la correspondiente orden.

En su opinión, la publicación de la normativa permitirá a los agricultores conocer las fechas en las que podrán realizar las quemas de rastrojos en sus municipios y por tanto, podrán organizar su trabajo y la sementera. La solicitud de la quema debe ser tramitada a través del aplicativo web de la PAC 2016 y como mínimo con una antelación mínima de 5 días respecto de la fecha inicial habilitada para cada zona, en función de un calendario que aún estamos pendientes de conocer.

Asimismo, la organización agraria recuerda que los agricultores castellano leones han organizado su explotación teniendo en cuenta que Castilla y León iba a permitir la quema de los rastrojos a partir del 1 de octubre, dor lo que ahora están a la espera de su publicación y UCCL considera “que ya es hora que los agricultores se queden tranquilos y no se les creen falsas esperanzas”.

La quema de rastrojos es una práctica reivindicada por la Unión de Campesinos como técnica empleada para eliminar de forma rápida y fácil el exceso de vegetación de los terrenos agrícolas, así como una práctica para mitigar los graves problemas fitosanitarios con los que se han encontrado los agricultores este año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here