La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, a través de un comunicado de prensa, ha puesto en evidencia que las últimas cifras disponibles de tuberculosis bovina constatan un aumento de la prevalencia de la enfermedad, con un un 2,87%, volviendo a niveles de 2001, y denuncia, igualmente, la ineficacia de los planes de erradicación.

Unión de Uniones ha señalado que empeora la prevalencia en todas las regiones más afectadas, excepto en Andalucía, que mejora ligeramente, aunque se mantiene en niveles altísimos, con un 17,24% en 2015 y un 17,10 en 2016. Por su parte, en el resto de las CCAA afectadas las cifras han crecido respecto a 2015, como en Castilla-La Mancha, que llega al 7,84% (7,63% en 2015), Extremadura, que alcanza el 12,96% (12,23% en 2015), La Rioja, con un 3,86% (2,81% en 2015) y Murcia, con un 2,90% (1,66% en 2015).

“pese al mal resultado de planes anteriores, el Ministerio se empeña en poner en marcha las mismas idénticas líneas para 2018”

Con esta evolución, la organización evidencia su desconfianza en el Plan de Erradicación ya que todo apunta, pese a que los últimos datos disponibles son de 2016, a que los objetivos del Programa de Trabajo Plurianual 2015-2017, que preveían llegar a 2017 con una prevalencia de tuberculosis bovina del 1,55%, no se han cumplido.

 

En esta línea, Unión de Uniones critica que, “pese al mal resultado de planes anteriores en estos últimos años, el Ministerio se empeña en poner en marcha las mismas idénticas líneas para 2018 y que si no se adoptan otro tipo de medidas que atajen la causa principal del problema (los reservorios de fauna silvestre) el objetivo para 2018, fijado en el 2,25 % de prevalencia, corre también un serio riesgo de no cumplirse.”

En este sentido y referido a la fauna salvaje, la organización destaca que el sólo se ha examinado un 3% de jabalíes, a pesar de que se conoce que el índice de prevalencia es del 10% y que en las regiones más afectadas en tuberculosis bovina este porcentaje aumenta hasta llegar al 32% en Castilla La Mancha, el 25% en Extremadura y el 21% en Andalucía.

Por el contrario, es el ganado sobre el que, a pesar de no ser el foco del problema, se actúa exclusivamente, sometiendo a controles de más del 90 % de los animales y sacrificando cerca de 30.000 vacas al año, que es la ruina de los ganaderos afectados.

En este sentido, la organización resalta que desde 2005 se han sacrificado

Domestic Farm Curious Goats

ya 370.000 vacas infectadas, teóricamente, de tuberculosis bovina sin resolver el problema, y ha insistido en que se permita realizar una prueba de contraste para evitar sacrificios innecesarios.

Unión de Uniones explica que “los motivos por los que se ha denegado es porque, según la administración, esta prueba es “única en el tiempo” al no poderse reproducir las mismas condiciones en las que se lleva a cabo, lo que, precisamente, hace dudar a los ganaderos de su fiabilidad, dado que, de repetirse, podrían darse resultados muy distintos.”

el MAPAMA debe involucrarse de una vez por todas y cambiar radicalmente la forma de gestionar este problema

En lugar del contraanálisis, el nuevo plan incluye la posibilidad de que el ganadero designe un veterinario que esté presente, previa autorización de la Administración, para que contraste la correcta ejecución de las pruebas. En estos casos la Administración nombrará a otro veterinario para que también contraste la prueba, cuyo dictamen será el que valga en caso de discrepancia.

“A nuestro juicio, todo esto es una pantomima. Esto no es lo que necesita el ganadero ni hace las pruebas más fiables, sólo más enrevesadas y más costosas para el ganadero, que es quien corre al final con los gastos y las tasas del contraste”, han señalado desde la organización.

Unión de Uniones, quien ya se manifestara el septiembre pasado delante del Ministerio de Agricultura, insiste en que el MAPAMA debe involucrarse de una vez por todas y cambiar radicalmente la forma de gestionar este problema que continúa provocando graves perjuicios a los ganaderos sin ningún tipo de solución.

1 Comentario

  1. En 2016 en España 5 mill bovinos se sometieron a pruebas de diagnóstico de Tuberculosis Bovna, de los que resultaron positivos 26 mil. De entre los más infectados de estos se comprobó en las pruebas post- mortem que en solo 12 de cada 100 se confirmó la infección y por tanto el diagnostico.

    Aunque no se diagnosticaran los 26 mil en post- mortem; si consideramos que el nivel de infección era el mismo -lo que es excederse pues se analizan los más infectados- en España hay menos de 3000 CASOS de Tuberculosis Bovina en 2016, lo que no parece mucho de un grupo de 5 mill.

    En cuanto a prevalencia en rebaño; en 2016 se confirmó solo un 25% de los rebaños positivos; por lo que de los 3 mil rebaños positivos solo hubo BROTE en 750 que en los 100 mil españoles que se probaron supone un 0,75 % en lugar del 2,8% declarado.

    Si el gobierno continúa poniendo gamma- interferón “a lo loco” y usando criterios severos de interpretación y pruebas frecuentes, pues crecerá el nº de bovinos positivos no confirmados y la prevalencia oficial, pero no podrá justificar el gobierno que es una decisión acorde con la vida y producción animal ni con la erradicación de una enfermedad, sino que tiene un manifiesto interés en sacrificar bovinos no infectados que justifiquen el programa.

    Mas información en http://www.tuberculosisbovina.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here