Atrás quedaron esos días, para los agricultores que les dolía la espalda por arrancar las malas hierbas y los insectos de sus campos de maíz, porque el método en este video literalmente eliminará las molestias.

Este es probablemente el mejor método de control de malezas, en este caso concreto para el maíz orgánico. Al viajar en este vehículo que está montado con un desmalezador en llamas, estos agricultores solo tienen que tomar el vehículo para dar una vuelta alrededor de sus campos de maíz y eliminar las malas hierbas y los insectos que ensucian el suelo.

El fuego que sale de la desmalezadora en llamas, que es el hidrocarburo en combustión más limpio, el propano, puede manejarlo todo. Es rápido, conveniente y altamente efectivo contra las malas hierbas.

Pero la verdad es que este tipo de método ya existía desde hace décadas. La flameante máquina toma la idea de  una tecnología antigua que es un controlador de malezas y malas hierbas orgánico certificado. Sin embargo, el uso de este ingenioso método orgánico solo aumentó su popularidad en la década de 1990.

A través de la llama, el calor generado mata las malas hierbas. La alta temperatura hace que la célula de la planta no se desarrolle y destruye las paredes celulares, matando la planta a los pocos días del tratamiento.

Es un método versátil que también se puede utilizar fuera del campo de la agricultura, como el control de malezas en superficies de concreto. No obstante, el flameado es seguro y efectivo, por lo que es un campeón de buena fe cuando se trata de control de plagas y malezas.

Observa el video y descubre por qué este método puede ser el mejor entre los métodos de control de plagas para el maíz orgánico.

Crédito de video: YouTube | Jamie Gilchrist.

2 Comentarios

  1. Esto no es agricultura orgánica, porque destruyendo el suelo orgánico, con su flora y fauna no puede serlo. Es una auténtica barbaridad se mire por donde se mire. “Ingenioso” no es la palabra adecuada ni por asomo. Más bien es maléfico.

  2. Absurdo y una barbaridad!
    Destruye todo tipo de insectos, los “malos” y los buenos, además de quemar toda la materia orgánica que haya en el suelo y que pudiera haber , con los restos de las “malas hierbas” extraídas por otros métodos. Tierra vacía y estéril a la que habrá que aportar absolutamente de todo. Sigamos haciendo gilipolleces, que nos irá muy bien!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here