Los cerca de 400 cerdos que se encontraban en una explotación ganadera de La Salzadella (Castellón) que se incendió este miércoles han tenido que ser sacrificados a causa de lesiones derivadas de la inhalación de humos, según ha informado a EFE el alcalde del municipio, Cristóbal Segarra.

El incendio, que pudo haber sido causado por un rayo en torno a la una del mediodía de este miércoles, cuando la Comunitat vivió una jornada de intensas lluvias e incluso granizo, quedó extinguido dos horas y media después.

Según el Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón, cuando las dos dotaciones del parque del Baix Maestrat se desplazaron hasta allí, el fuego ya había afectado totalmente el falso techo de las instalaciones.

Segarra ha señalado asimismo que este jueves 7 de junio se están retirando los animales de la granja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here