Uno de los principales problemas de los robos en el regadío, principalmente para obtener el cobre de las instalaciones, no es el robo en sí mismo, sino el daño que se hace a toda la instalación y el perjuicio que se crea al obligar al agricultor a tener que volver a realizar toda la instalación de nuevo con el coste añadido, tanto en materia como en el tiempo que se deja sin regar la explotaión. Por eso, la alternativa que se está imponiendo en varias parcelas de Castilla y León es un original aparato de hierro galvanizado y anticorrosivo, que se comercializa a un precio que ronda los cien euros la unidad que impide el robo de cableado eléctrico de cobre al provocar que el cable se rompa inmediatamente y evitar la destrucción de toda la instalación.

La patente es de la firma vallisoletana Sotecable y su inventor es Ignacio Fernández, en colaboración con la Universidad de Valladolid. La iniciativa de presentarlo en Galicia parte de un tudense y colaborador de la firma, Ramón Rosada Silva, que ya ha dado a conocer este elemento ante organismos oficiales de varias CCAA ya que también tiene un efecto disuasorio en las farolas y postes de alumbrado de las ciudades.

Como explica el promotor tudense, este elemento útil se colocaría en solo 20 minutos (hay piezas que se adaptan a diámetros distintos). “Actúa como tope en la abertura de la farola, justo en el lugar por donde los amigos de lo ajeno extraen el cableado, de farola en farola”. El aparato protector dispone de un tornillo de seguridad que se realiza por control numérico, con un diseño único para cada cliente quien, a su vez, es el único capaz de manipular el sistema. Un sistema que se utiliza de igual forma en los regadíos.

Ramón Rosada indica que mil metros de cable de cobre supone un coste de 12.000 euros y el aparato a colocar en cada farola cuesta cien euros, dependiendo del diámetro necesario, por lo que “la amortización de la inversión está más que rentabilizada”, señala. La empresa también tiene una solución para blindar las arquetas, con formatos diferentes, aplicando la misma tecnología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here