Comienza el año, pero la situación del lobo sigue siendo la misma que en 2016. La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila denuncia un nuevo ataque de lobos a una explotación ganadera de la provincia, con el resultado de una cabra muerta y otras cuatro desaparecidas. En este caso, el ataque del lobo se ha producido en Las Navas del Marqués en una finca cercana a varios cotos de caza privados de Madrid.

En la noche del lunes 2 de enero un rebaño de veinte cabras, de raza cárnica, que pastaban en régimen extensivo, se vieron atacadas por una manada de lobos, desapareciendo de su lugar habitual de pasto.

Quince de ellas han aparecido en diferentes lugares, sin embargo, cuatro aún continúan desaparecidas y, lo que es más grave, una cabra ha aparecido muerta, con múltiples heridas y mordiscos, que le han desgarrado toda la carne, heridas que son las que le han causado la muerte.

Como viene siendo habitual cada vez que pasan este tipo de ataques que, por desgracia, son cada vez más frecuentes y habituales, ASAJA de Ávila denuncia “la grave situación que están padeciendo los ganaderos de extensivo de la provincia que sufren los ataques de lobos, casi a diario, con numerosas pérdidas económicas para su explotación, y que en la mayor parte de los casos son irrecuperables”. A lo largo de todo el 2016 la asociación agraria ha denunciado numerosos ataques de lobos, especialmente a ganado bovino, y, ahora por primera vez, también contra el ganado caprino, con el saldo de una cabra muerta.

¿Qué hacer en caso de ataques de lobos?

Ante la cada vez mayor frecuencia de los ataques y la carencia de soluciones por parte de la administración, el Servicio Territorial de Medio Ambiente ha hecho una serie de recomendaciones para los ganaderos afectados.

En primer lugar no deben mover a los animales del lugar en el que han sido encontrados. Además, tienen que cubrirlos con plásticos para evitar la acción de carroñeros.

Es necesario, y siempre antes de las 48 horas siguientes al ataque, avisar de inmediato a la Patrulla del Lobo para que tengan constancia. Los teléfonos en los que se puede contactar con ellos son: 676 787 675; 676 786 996; 676 786 978; o 639 444 402.

Asimismo y al igual que acabó el año, ASAJA de Ávila vuelve a pedir a la Junta de Castilla y León que actualice los baremos de indemnización, ya que considera que no se pagan precios justos por los animales muertos afectados por los ataques de lobos, puesto que el perjuicio que se causa al ganadero con la pérdida de estos animales no está para nada compensado con el importe por cabeza muerta que se recibe.

La Asociación Agraria pide, además, a la administración que se pague a los ganaderos el lucro cesante, incluyendo los gastos veterinarios; y que se intensifique, al máximo posible, los controles poblacionales de cánidos en la provincia, por la continuidad y gravedad de las pérdidas que se están produciendo en los últimos meses entre la cabaña ganadera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here