El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Castilla y León, Aurelio González, considera que la gestión del lobo al norte del Duero ha sido “catastrófica”, con cupos de caza que cada año se incumplen ni llegan al 50 por ciento.

El incumplimiento de los cupos cinegéticos provoca, según explica en una entrevista con EFE, que sobren lobos y que haya habido una expansión del cánido al sur del Duero. Los lobos han proliferado de una forma exagerada y causan ataques y daños “día sí y día no”, asegura.

Ante la petición que hará la Junta de Castilla y León de cambio de régimen del lobo al sur del río de especie protegida a especie gestionable, Aurelio González asegura que “la única gestión que conocemos es la del norte del Duero y ha sido catastrófica”.

Dejan claro que “si la solución al sur es hacer lo que al norte, estamos totalmente en contra”

El secretario regional de UPA se mantiene a la espera de que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente facilite a la organización agraria una “normativa clara” que explique lo que significa que el animal pase a ser especie gestionable.

LOBO 2“Si la solución al sur es hacer lo que al norte, estamos totalmente en contra”, anuncia el agricultor zamorano, quien teme que la modificación suponga para la Administración regional eludir responsabilidades.

“¿Qué va a significar? ¿Que al cabo de unos meses o de un año se dejen de pagar los daños porque al ser gestionable ya la responsabilidad es de otros?”, se pregunta.

Espera González que con el cambio normativo que se pretende, la Junta mantenga la responsabilidad del pago de los daños ocasionados por el lobo y “de verdad se facilite la gestión”.

Son los daños de la “superpoblación” de fauna salvaje en los cultivos y en la ganadería uno de los principales problemas del sector.

Ciervos en el maíz y en la alfalfa, ciervas que se comen los girasoles o lo que define como “una auténtica plaga” de jabalíes hacen que el responsable de UPA reclame a la Administración una fórmula para que los cazadores hagan un descaste.

“Lo primero a lo que hay que dar prioridad para que existan los pueblos es a agricultores y ganaderos. No puede ser que las ciervas hagan que los jóvenes se tengan que marchar del pueblo porque no cogen ninguna cosecha”, manifiesta.

En el vacuno de leche “se han visto repuntes de los precios en los mercados pero no han llegado todavía a los ganaderos”

Exige también unos precios justos, “el gran caballo de batalla” de los profesionales del campo y, en este sentido, define el panorama como muy complicado en un año en el que la cosecha de secano fue buena pero con muy malos precios.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Respecto a la crisis del sector lácteo, explica que en el vacuno de leche se han visto repuntes de los precios en los mercados pero que, sin embargo, esas subidas no han llegado todavía a los ganaderos, “que siguen con los contratos a bajos precios y con unos umbrales de rentabilidad de pagar gastos y poco más”.

El problema grave, según considera, es que la crisis láctea se ha trasladado al ovino de leche, un sector que tiene más dificultades para recuperarse.

Considera “otra zancadilla al sector agrícola” el impuesto al azúcar en un momento en el que “ya teníamos dudas del futuro de la remolacha” por el fin de las cuotas en 2017.

El próximo año se negociará la reforma de la Política Agrícola Común (PAC), a la que el agricultor tilda de injusta, y solicitará que en las ayudas se priorice a los profesionales que trabajan directamente la agricultura y “viven y mantienen vivo el medio rural”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here