Medio centenar de agricultores y vecinos de la Vall de Guadalest (Alicante), respaldados por algunos alcaldes, han impedido que las máquinas de Tragsa enviadas por Conselleria de Agricultura de la C. Valenciana reemprendieran las tareas de tala y destrucción de almendros en las parcelas afectadas por los focos de Xylella Fastidiosa.

La situación ha sido tan tensa que el Ayuntamiento de Guadalest estudia emprender acciones legales contra Consellería de Agricultura dado que ésta ni siquiera avisó al propietario de la parcela privada en la que iba a entrar con las máquinas para erradicar los frutales.

Sobre las siete de la mañana del miércoles los vecinos se dieron cita en el aparcamiento para plantar cara a Conselleria e impedir que los técnicos arrasaran más parcelas “en plena campaña de la almendra”. Sin embargo cuando llegaron, las máquinas ya llevaban más de una hora trabajando escoltadas por un dispositivo habilitado por la Guardia Civil. Fue al ver que la muchedumbre crecía y supèraba ya las 70 personas cuando los propios técnicos pararon.

El alcalde de Guadalest, Enrique Ponsoda, acusó al gobierno autonómico de “saltarse las leyes”

Finalmente el secretario general de ASAJA (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores), Eladio Aniorte, que ya se ha posicionado antes en contra de esta tala masiva de árboles, consiguió establecer contacto telefónico con el director general de Agricultura y tras una conversación  se optó por dar la orden de retirar la máquina.

Los agricultores y vecinos también estuvieron respaldados por los alcaldes de Guadalest, Benimantell, Benifato o Polop de la Marina. Todas ellas poblaciones incluidas dentro de la nueva área de demarcación establecida por Consellería para acotar la zona afectada por la Xylella Fastidiosa.

El alcalde de Guadalest, Enrique Ponsoda, acusó al gobierno autonómico de “saltarse las leyes” y de “pasarse por el forro de la chaqueta los derechos fundamentales de los ciudadanos”. Afirmó que la primera tala ni siquiera estaba amparada legalmente por cuanto que produjo el 4 de julio y la resolución del director general de Agricultura es del 6 de julio y su publicación en el DOGV de un día después.

Este incidente se produce cuando desde la CE se reconoce que se está dando por perdida la batalla contra la xylella en Baleares en gran medida por la falta de respuesta y de medidas contundentes a tiempo del Gobern.

(Foto y fuente de la noticia: Silvuçia Yus. elmundo.es)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here