La Unión de Campesinos ha tachado de “absolutamente desproporcionada” la sentencia de un agricultor por la reutilización de su semilla de trigo blando, denuncia la “criminalización de los agricultores por ejercen su derecho histórico de reutilizar su propia semilla” y aboga por un cambio en la normativa, “ya que estás penas no pueden ser tipificados como un delito por el Código penal, sino debe considerarse como una falta administrativa”. Según sus cálculos, el perjuicio creado a la empresa obtentora fue de 102 euros.

La UCCL considera desproporcionada la sentencia, contra la que ya no cabe recurso alguno, que condena a un agricultor a una pena de prisión de seis meses, inhabilitación especial para el derecho al sufragio pasivo, multa, pago de indemnización por los daños y perjuicios causados y de las costas procesales, por reutilizar su propia semilla, obtenida en su explotación agrícola.

El importe defraudado por este agricultor ha sido de 102 euros, apunta UCCL y la sentencia a la que ha sido condenado es de seis meses de prisión. Para UCCL “esto demuestra la persecución a la que están sometidos los agricultores y las injusticias y criminalización de los agricultores que únicamente ejercen su derecho histórico de utilizar sus semillas”.

La organización denuncia, asimismo, que no son las formas adecuadas de comunicar a los agricultores las importantes sanciones a las que pueden ser condenados, y aboga por un cambio, “ya que estás penas no pueden ser tipificados como delito por el Código penal, sino debe considerarse como una falta Administrativa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here