Bodegas Vicente Gandía quiere seguir creciendo y cree que la innovación es la herramienta perfecta para conseguir nuevos retos dentro del mundo de la enología. Para ello, ha creado un espacio dentro de sus instalaciones en Chiva en el que se desarrollaran nuevos proyectos llamada Big Bang Innovation Room by Vicente Gandía.

Desde la bodega son conscientes que innovar no es fácil y por ello durante meses un grupo de 12 personas de Vicente Gandía han estado preparándose para fundar su propio método de innovación junto a asesores especializados.

Este grupo ha estado observando al consumidor, principalmente el segmento millennial, posiblemente el más complejo hasta ahora, entendiendo su manera de comportarse, sus gustos y factores de decisión de compra, sus preferencias, sus costumbres… intentando ver las cosas desde su punto de vista.

En la Big Bang Innovation Room se realizó un focus group para poder recoger la mayor información posible sobre este público. Se les hicieron una serie de pruebas para obtener más información sobre su comportamiento frente a un lineal y ante una carta de vinos de un restaurante.

Posteriormente se analizaron y se hallaron conclusiones de la información obtenida y por último se empezaron a plantear propuestas y soluciones a posibles problemas para los que se podía enfrentar la empresa.

Esta sala de innovación cuenta con todo lo necesario y está formada por tres espacios: dos lineales de supermercado, una sala de catas y un aula. Estos espacios permitirán a la bodega investigar el mercado; el público objetivo al que quieren dirigirse para así lograr adaptarse con mayor facilidad y con una probabilidad de éxito más elevada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here