La aparición de dos nuevos focos de la plaga de la Xylella fastidiosa en olivar, en Villarejo de Salvanés, Madrid, y en plantas ornamentales de un vivero de El Ejido, Almería, demuestra lo que desde Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante y AXFA (Plataforma de afectados de la Xylella fastidiosa en Alicante) repiten desde hace meses, que no es otra cosa que “el Plan de Erradicación que aplica la Conselleria de Agricultura para atajar la plaga no tiene sentido cuando no se trata de casos muy aislados”.

La Xylella está extendida en la provincia, puesto que ya abarca 1.200 hectáreas en tres comarcas, el Comtat y Las Marinas, y, ahora, se han encontrado positivos en otras zonas de España, por lo que, a juicio de ambas organizaciones, arrasar con los árboles no tiene sentido y consideran que se dan las circunstancias para adoptar el Plan de Contención.

“…es posible que la plaga se esté extendiendo por toda España a través de movilización de plantas de vivero infectadas”

Según las organizaciones, sería irresponsable seguir seguir manteniendo la política de la Generalitat Valenciana de “aparentar que se hace algo a sabiendas de que no es efectivo para erradicar la plaga, todo ello, con el fin último de no perjudicar los intereses económicos del sector viverista en detrimento de la agricultura. ”

“Creemos que los viveristas son, tanto parte del problema como parte de la solución. La Conselleria de Agricultura se está apoyando en ellos y en su posición de apoyar la erradicación masiva y no pasar a la contención, cuando se ha demostrado, como refleja el caso de Almería, donde la bacteria ha aparecido en plantas de un vivero de El Ejido, que es posible que la plaga se esté extendiendo por toda España a través de movilización de plantas de vivero infectadas”, denuncian miembros de AXFA.

“hay muchas parcelas en la que los técnicos se han limitado a cortar, dejando troncos y raíces que han rebrotado”

Tanto AXFA como ASAJA afirman que, en su caso, no están en presencia de brotes aislados o plaga localizada en una zona y piden un plan Contención similar al del art. 7 de la decisión Europea, que se base en una estrategia de contención exhaustiva y rigurosa, con medidas fitosanitarias adecuadas y selectivas contra los vectores de Xylella fastidiosa, en el que solo se eliminen los  árboles infectados y sospechosos, no lo sanos.

Igualmente, proponen un muestreo obligatorio y análisis permanente de todo el radio de 100 metros al menos 2 veces al año, con el objetivo de reducir al mínimo la cantidad de inóculo bacteriano y mantener la población de vectores al nivel más bajo posible.

Asimismo, desde ASAJA queremos dejar patente que ni siquiera el Plan de Erradicación llevado a cabo por la Conselleria de Agricultura se está realizando correctamente, ya que éste marca el arranque de árboles y hay muchas parcelas en la que los técnicos se han limitado a cortar, dejando troncos y raíces que han rebrotado con ramas tiernas y se han convertido en un auténtico pasto para el insecto propagador de la Xylella.

“que sirva de experiencia lo que ha ocurrido en nuestra zona”

“Para más inri, el Plan de Contingencia establece el arranque y destrucción en un plazo de 15 días desde la publicación en el DOCV de las parcelas afectadas, y las máquinas de TRACSA han tardado seis meses en destruirlas, además de haber arrancado parcelas sin antes haber hecho ningún tratamiento fitosanitario, como marca el protocolo la UE que, según ellos, están cumpliendo a rajatabla”, han añadido. 

 

Finalmente ASAJA ha comunicado que los agricultores del norte de Alicante han remitido un escrito a la Comunidad de Madrid al objeto de “que sirva de experiencia lo que ha ocurrido en nuestra zona y recomiendan, entre otras medidas, que peleen el lucro cesante en las ayudas indemnizatorias para los primeros afectados.”

En esta comunicación se destaca que los principales errores de la Administración Valenciana ha sido la falta de apoyo y desidia frente al agricultor, unas indemnizaciones exiguas en las que no se contempla el lucro cesante y una notable opacidad en la gestión de la crisis, menoscabo de transparencia y comunicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here