Según ha informado Efeagro, será de 210.000 euros el importe que se va a invertir para llevar a cabo las actuaciones contra las plagas del chancro y la avispilla que afecta a los castaños en la provincia de León.

Así se ha puesto en marcha el protocolo de control fitosanitario, a través de su firma por parte del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones y la Diputación de León.

El protocolo, vigente durante tres años, establece entre otras medidas la suelta del parásito ‘Torymus sinensis’ contra la avispilla, una medida que se ha puesto en marcha en Italia con buenos resultados y que llevan solicitando los agricultores desde hace algunos años desde las zonas productoras de todo el país sin encontrar una respuesta decisiva por parte de la administración.

Especialmente, en este año, en la provincia de León han aparecido varios focos en la zona oeste de la comarca del Bierzo que ha mantenido en vilo a los productores, generándoles, además, una gran incertidumbre. Precisamente, es el Bierzo la zona de Castilla y León con mayor producción de castaña de calidad.

El protocolo establece la producción de plantas de castaño libres de enfermedades

La suelta se efectuará en primavera de una manera controlada, aunque al mismo tiempo se trabajará con el Ministerio de Agricultura para que permita su generalización, algo contra lo que se han expresado algunos técnicos, ha manifestado el consejero.

Contra el chancro, la otra plaga por combatir, el plan establece la inoculación en unas cuarenta hectáreas de castaños ya seleccionadas de un hongo hipovirulento que se está cultivando por parte de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

El protocolo establece la producción de plantas de castaño libres de enfermedades para repartirlas entre los productores y hacer que la castañicultura sea un sector de futuro para la comarca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here