Cientos de agricultores y ganaderos de Aragón han tomado este miércoles 5 las calles de Zaragoza con sus tractores para denunciar los altos costes de producción que tienen que soportar y que esperan sea la primera movilización de una protesta a gran escala por todas las Comunidades Autónomas.

La subida del precio del gasóleo ha sido la “gota que ha colmado el vaso”, como han puesto de manifiesto los representantes de las tres organizaciones convocantes de la movilización -en la que han participado unos 300 vehículos agrícolas-: UPA, Araga y también UAGA.

Una protesta para “canalizar” el sentimiento del sector y un llamamiento a toda la sociedad para que conozcan su realidad

El secretario general de esta última entidad, José Manuel Penella, ha explicado que lo que han hecho con esta primera movilización es “canalizar” el sentimiento que las bases agrarias han manifestado a través de las redes sociales.

Pero el gasóleo solo es una parte del problema que afecta a los trabajadores del campo, que se enfrentan a una continua subida de los “todos los insumos”, como son los piensos para el ganado, las semillas, los fertilizantes o la electricidad, de modo que producir les “cuesta más dinero” y por tanto una bajada de la renta, ha lamentado Penella.

En su opinión, la PAC no está cumpliendo los objetivos de compensar la renta agraria y está “más pensada para los que se van”.

Los agricultores se enfrentan a un “endeudamiento continuo” ha denunciado desde Araga Javier Calvete, quien ha asegurado que hoy el gasóleo está un 350% más caro que en los años 80 cuando el cereal solo ha subido un 30%, lo que justifica esta primera movilización del sector.

Desde UPA, Enrique Arcéiz quiere que la sociedad sepa que los agricultores y ganaderos son “el primer eslabón de la cadena de la vida” y ha incidido en la dificultad que para un joven supone iniciar una actividad en el sector sin ayudas contundentes.

Las organizaciones agrarias han recibido con satisfacción la respuesta de los agricultores a esta primera movilización, que no han dudado en sacar sus tractores y trasladarse hasta Zaragoza a pesar del coste que a algunos les ha supuesto alquilar una “góndola” para transportarlos, o tener que viajar durante la madrugada, como ha sido el caso de Miguel Ángel Gómez, quien ha salido de Plasencia de Jalón, a 41 kilómetros de la capital aragonesa, a las 5,30 horas de la mañana, pero “con ilusión y emoción”.

Para Gómez, según ha declarado a Efe desde su tractor, es una “forma de empezar” y confía en que está movilización continúe y se extienda por otras Comunidades.

“Queremos más ayuda de los ciudadanos y que se fijen en lo que compran y consumen”

Desde Lumpliaque también se ha trasladado en vehículo agrario Santiago Domínguez, un joven de 29 años que lleva desde los 18 años dedicado a la profesión “por vocación”, siguiendo los pasos de su padre, y quien no ve un buen futuro “si no cambian las cosas”. “No se puede cultivar fruta que te cueste 33 céntimos y te paguen 35”, ha señalado Domínguez en alusión al escaso margen de beneficio que les queda.

Los epilenses Enrique Callejas y Miguel Ángel Iturribua, ganadero y agricultor el primero, y agricultor de secano y productor de fruta, el segundo, se quejan también de la falta de solidaridad de la ciudadanía que cuando va al supermercado “le da igual de dónde viene el producto”.

“Queremos más ayuda de los ciudadanos y que se fijen en lo que compran y consumen”, ha pedido Callejas, mientras su compañero asegura que la diferencia de precio “no es tan grande”.

Pero también creen que si todo el sector estuviera unido podrían hacer más fuerza en sus reivindicaciones y lamentan que la “valentía” que demuestran en las redes solo haya cuajado en una movilización en Aragón.

Hasta Zaragoza se han desplazado paraesta primera movilización desde la Jacetania hasta la comarca de Daroca para recordar a todos los ciudadanos que contemplaban atónitos la fila de tractores, que ha discurrido a lo largo de 9 kilómetros desde el barrio de Valdespartera hasta el Paseo Echegaray, que “si el campo se para, la ciudad no come” o que “sin agricultura no hay pueblos ni alimentación”.

Tampoco se han olvidado de José Luis Iranzo, el agricultor de Andorra (Teruel) asesinado por “Igor el ruso”, y desde algún tractor se podía ver una camiseta con una serigrafía de su rostro sonriente y el lema “siempre contigo”.

Con su presencia en Zaragoza, en tractor o concentrados en la plaza de España, los agricultores han confirmado las declaraciones de Penella de que “había ganas” de movilización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here