La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos se ha mostrado satisfecha por las elecciones agrarias anunciadas recientemente en la Comunitat Valenciana pero quiere más. Propone acabar con “el corralito” que decía el ex ministro Arias Cañete y confía en que se pueda seguir replicando estas prácticas en otras comunidades autónomas y, sobre todo, a nivel estatal.

Unión de Uniones hace suyo el adjetivo con el que describió Arias Cañete, hace unos años, a la situación de la representatividad en el campo que, decía, seguía, el “modelo del corralito“. De esta forma, la organización, pide que se pongan en marcha todos los mecanismos oportunos porque, de esas declaraciones, ya han pasado 5 años, tiempo suficiente, según Unión de Uniones, para haber tramitado toda la burocracia que acompaña a una convocatoria de elecciones al campo.

La organización considera que el modelo existente no está legitimado. “Quien piense que la realidad no cambia en 20 años, se equivoca”, afirma José Manuel de las Heras, coordinador estatal Unión de Uniones. “Quienes critican a nuestra organización diciendo que no es representativa, se confunden, lo es igual que la de ellos, porque la representatividad se mide en las urnas y son unas urnas que hace tiempo que no se colocan en muchos sitios para hacer unas elecciones agrarias”, añade Jose Manuel de las Heras.

Así mismo, Unión de Uniones pone de manifiesto su posición respecto a las otras OPAS, teniendo en consideración en los lugares donde ha habido elecciones agrarias – Castilla y León, (2012), Comunidad de Madrid (2014), Cataluña (2016) y Extremadura (2017) – siendo la segunda organización agraria que ha contado con más apoyos.

Situación en las comunidades autónomas

En Castilla y León, si bien las elecciones estaban previstas para que se realizasen este año, se está valorando desde la Consejería su retraso sin fecha definida. Desde UCCL consideran que este hecho es inaceptable, dado que el único condicionante por el que se produce este retraso, es por la petición de la Alianza UPA-COAG.

Por su parte, LA UNIÓ de Llauradors ha solicitado que se incorpore a los Presupuestos de 2018 de la Comunitat la partida prevista para las elecciones al campo y que, de alguna manera, se dé un paso al frente en este sentido, tras haber anunciado su convocatoria hace una semana.

Las últimas, se celebraron en Cataluña y Extremadura, donde Unión de Uniones, a través de sus organizaciones territoriales, Unió de Pagesos y la Unión de Extremadura, consiguieron cerca de un 56% y un 14,3% de los votos.

Contagiados por las convocatorias en la Comunitat Valenciana y Castilla y León, otras comunidades autónomas como Castilla La Mancha, confían en que también puedan elegir a sus representantes, sin por ello renunciar al marco estatal de consulta.

En este sentido, desde UGAMA, en la Comunidad de Madrid donde sí se celebran regularmente elecciones, consideran que el proceso electoral debe servir realmente y con el único fin de constituir un órgano representativo.

Unión de Uniones, junto con todas sus organizaciones territoriales cree que es necesario unificar el proceso electoral en todas las comunidades autónomas y, sobre todo, elegir a nivel estatal y que sean los resultados electorales el único termómetro de la representatividad.

1 Comentario

  1. La industria biotecnológica se ha negado a hacer pública la información vital que demuestra los problemas para la salud humana por el consumo de alimentos transgénicos. Científicos han revelado que Monsanto omitió reportar efectos negativos serios, como los signos de toxicidad en los órganos internos de las ratas.
    Fuente: Mentiras y verdades sobre el Maíz Transgénico

    Y lo ultimo en OGM es meter virus a la comida : https://bioteoria.wordpress.com/2017/11/07/virus/
    ¿ la teoria ? fantastica como siempre…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here