El final de la campaña oleícola 2017/2018 podría acabar con un stock final de
429.600 toneladas de aceite de oliva a nivel europeo, de las que 316.000 corresponderían a nuestro país. A nivel comunitario hablamos de cifras superiores a las de la campaña anterior, que cerró con un stock de 322.500 toneladas, la mayor parte de ellas (305.000 toneladas) en España.

Así lo reflejan las últimas estimaciones de la Unión Europea fechados a finales de agosto, en los que señala que podría haber un margen de error con los resultados finales de este stock de entre el 10 y el 12% y que recoge olimerca.com.

En cuanto a exportaciones, los países de la Unión Europea han exportado hasta agosto un total de 1.538.700 toneladas de aceite de oliva, cifra que sube ligeramente frente a las 1.535.600 toneladas de 2016/2017. De la cantidad total exportada, la mayor parte se quedó en la propia Unión Europa, 961.300 toneladas, frente a las 577.300 toneladas que se destinaron a terceros países.

España lidera las exportaciones mientras que reduce las importaciones en esta campaña

Con un total de 899.900 toneladas, España lleva la voz cantante en exportaciones, seguida de lejos por Italia, que saca fuera de sus fronteras 367.800 toneladas, mientras que Grecia exporta 143.000 toneladas.

Y si se habla de importaciones, esta cifra alcanza 1.014.100 toneladas, siendo la más baja de las cuatro últimas campañas. Asimismo, la mayor parte del aceite de oliva importado se hizo desde la propia UE, con 856.100 toneladas, mientras que las 157.900 toneladas restantes llegaron de terceros países. En este caso, Italia es quien más aceite de oliva ha importado esta campaña, cantidad que alcanza las 519.000 toneladas, mientras que España ha movido un volumen en torno a 129.900 toneladas.

En cuanto al consumo estimado a nivel comunitario, la UE lo sitúa en 1.543.600 toneladas,
siendo Italia donde más aceite de oliva se consume, con 560.700 toneladas, seguido de España con 470.000 toneladas. En este caso, si lo comparamos con la campaña 2016/2017, se produce un ligero descenso, ya que entonces se consumieron, a nivel europeo 1.413.600 toneladas, de las que 438.900 correspondían a Italia y 454.400 a España. Destacan las caídas de consumo  que también sufren países como Grecia, Portugal y Francia, con 105.000, 70.000 y 109.000 toneladas consumidas en 2016/2017, respectivamente.

La producción final en la UE ha alcanzado las 2.175.900 toneladas, frente a 1.752.000 toneladas de la campaña anterior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here