Las salidas al mercado del aceite de oliva durante el mes de julio se estimaron en torno a las 112.500 toneladas, cifra que respecto al mes anterior supone un aumento de alrededor 11.000 toneladas, por lo que la cifra media mensual de esta campaña se sitúa en las 120.500 toneladas, según ha informado la organización agraria Asaja Córdoba. Esto representa que, a la conclusión de la campaña olivarera, habrá 254.000 toneladas, los segundos stocks más bajos en los últimos diez años y que confirma las previsiones de Infaoliva.

La distribución de las salidas al mercado se estima en 75.000 toneladas para exportación y en torno a 37.500 toneladas en mercado interior.

En cuanto a las existencias totales a final del mes de julio, la cifra es de 483.680 toneladas, son prácticamente 110.000 toneladas menos que el mes anterior y 52.000 toneladas menos que las de la campaña olivarera anterior por estas fechas. Por tanto, de las seis últimas campañas, son las segundas menores existencias.

En concreto, las existencias en Patrimonio Comunal Olivarero descienden a 10.160 toneladas, lo que suponen en torno a 9.500 toneladas menos que el mes anterior.
Por su parte, las existencias de los envasadores se sitúan en 156.000 toneladas con una disminución de más de 30.000 toneladas respecto al mes anterior; y las existencias en almazaras se sitúan en 317.500 toneladas, lo que supone 69.000 toneladas menos que en el mes anterior.

En el balance que se estima para los dos meses que quedan de campaña, se puede destacar en torno a 3.000 Tn/mes en importaciones y una salida mensual de aproximadamente 120.000 Tn/mes, de las que 77.000 toneladas corresponderían a exportaciones y en torno a 40.000 a mercado interior.

Finalmente, a la conclusión de la campaña, quedarían unas existencias de 254.000 toneladas, lo que supone que, de las diez últimas campañas, serían los segundos stocks más bajos a final de campaña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here