El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha anunciado  en Comisión parlamentaria que la próxima semana empezará a abonarse el anticipo del 70% de las ayudas directas de la Política Agrícola Común (PAC) tras aprobar Bruselas el incremento del montante de este adelanto en un 20% con el fin de paliar en parte los efectos de la falta de lluvias en las explotaciones.

Según las estimaciones, cerca de 215.000 agricultores y ganaderos de Andalucía podrán beneficiarse de esta medida a la que ha decidido acogerse el Gobierno regional y que podrá suponer la gestión de 750 millones de euros entre el 16 de octubre y el 30 de noviembre.

Para ello es preciso, sin embargo, que, además de contar con todos los controles administrativos como ya se exigía en 2015 y 2016, se hayan finalizado también los controles que se realizan sobre el terreno. Para cumplir este nuevo requisito impuesto en 2017, la Junta ha llevado a cabo los esfuerzos necesarios para concluir este trámite en plazo y así responder al compromiso adquirido por la Consejería de agilizar al máximo las gestiones para que el dinero del anticipo de la PAC llegue a los productores lo antes posible.

Sequía: “todas las Administraciones deben asumir sus compromisos en el ámbito de sus respectivas competencias”

Asimismo, y al margen del pago del anticipo de la PAC, en relación con las consecuencias de la prolongada escasez de lluvias en Andalucía, Rodrigo Sánchez ha comentado con los parlamentarios su apuesta por la elaboración de un plan de choque para el uso de fuentes alternativas de agua que tenga especial incidencia en los recursos regenerados y que se desarrollaría en colaboración con el Gobierno central. El consejero ha querido aprovechar este foro para lanzar un mensaje de tranquilidad afirmando que, “aunque la situación preocupa, oficialmente no estamos todavía en una situación de sequía, si bien es cierto que si no se diera un otoño climatológicamente normal podría tener importantes consecuencias”.

Aún así, como ha explicado Sánchez Haro, el Gobierno andaluz “no espera a ver la marcha de los acontecimientos”, sino que “se adelanta y prepara ante cualquier vicisitud”. El titular de Agricultura ha explicado que desde la Consejería se está realizando un seguimiento continuo de las comarcas andaluzas y estudiando medidas del ámbito agrario para adoptar incluso de forma previa a una posible situación oficial de sequía.

En cuanto a otros organismos, ha hecho hincapié en que “todas las Administraciones deben asumir sus compromisos en el ámbito de sus respectivas competencias” y ha abogado por impulsar una mayor coordinación entre ellas.

Asimismo, también ha apelado a la cooperación del sector, con el que “estamos contando en todo momento”, para el diseño e implementación de actuaciones en las que trabaja la Junta porque esta situación “afecta a todos y todos debemos colaborar para mitigar sus efectos”.

Insta a contratar seguros agrarios ante la sequía y pide medidas de apoyo al regadío

Otra de las actuaciones que defiende el consejero como de mayor utilidad ante una situación de sequía es la contratación de seguros agrarios, ya que “es la principal herramienta del sector para protegerse ante las diversidades climáticas” y este sistema da cobertura a todo tipo de explotaciones. Por tanto, “cubre la mayoría de daños provocados por la climatología, incluida la sequía”, ha apuntado.

En su discurso, Rodrigo Sánchez ha apuntado también otras medidas en las que trabaja Agricultura, como la mejora de la eficiencia del uso del agua mediante la mejora de las infraestructuras de regadío, un objetivo al que se han destinado 62,4 millones de euros en ayudas convocadas recientemente. Al hilo de estas subvenciones que gestiona la Junta, el consejero ha anunciado que solicitará al Gobierno de España que adopte “medidas concretas en el marco de sus competencias” como, por ejemplo, en relación a los costes energéticos.

Sánchez Haro reclama “la inmediata reducción de los peajes de autoconsumo, la flexibilidad en las modificaciones de los términos de potencia y la aplicación de un IVA reducido”, así como que se declaren de emergencia algunas obras de infraestructuras de regadío “para su inmediata ejecución”.

En cuanto a medidas financieras, además de la gestión del anticipo de la PAC, la Junta solicitará al Estado la creación de un fondo de contingencia en sequía y la aplicación de todas las reducciones al IRPF solicitadas por Andalucía “con el imprescindible consenso de la Mesa de Interlocución”. La Consejería estudia además establecer bonificaciones de intereses en los préstamos de liquidez que pidan agricultores y ganaderos y una convocatoria de ayudas para la inversión en equipamiento por necesidades urgentes de agua para la cabaña ganadera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here