Cuando en enero de 2012 se abrieron las puertas de Aquagraria nadie pensó que este museo, ubicado en el pueblo de Ejea de los Caballeros y dedicado a la agricultura y al medioambiente, acabaría convirtiéndose en uno de los principales motores de atracción de turismo regional y nacional de la zona. Ni mucho menos que albergaría una de las mejores agendas de ocio de Aragón, además de la mayor colección de maquinaria agrícola antigua del país. Sus más de 75 eventos programados y 14.160 visitantes en este 2018 así lo confirman, dotando de vida propia a un espacio que ha conseguido marcar las agendas de los ejeanos y que ha contribuido también a situar esta localidad en el mapa nacional.

En un claro homenaje por mantener vivas las tradiciones y reivindicar la importancia de la agricultura, este centro de interpretación cuenta con una excepcional exposición de maquinaria agrícola antigua. Sus más de 80 piezas relatan la historia del hombre a través de este oficio, desde diferentes arados romanos, pasando por un tractor emblemático de 1914, hasta la tecnología actual más revolucionaria. Además, todas ellas están restauradas y en perfecto funcionamiento, dando la posibilidad incluso que los visitantes su suban a ellas y las pongan en marcha, para disfrutar plenamente la experiencia de visitar este museo.

Sin embargo, Aquagraria es un mucho más que un museo dedicado a albergar recuerdos, ya que su intensa y variada agenda le convierten en el tractor principal de ocio de la zona y punto de referencia para eventos especializados en agricultura, pero también deporte o familia.

El resultado de Aquagraria son sus 77.699 visitantes desde su apertura en 2012, alcanzando su máxima cuota este 2018, donde 14.160 personas cruzaron sus puertas, un 21% más que en 2017. Todo un reto para un humilde museo situado en Ejea de los Caballeros y dedicado a la agricultura, que en tan solo siete años se ha convertido en un ejemplo como espacio dinamizador contra la despoblación. Prueba de ello han sido la celebración de la cuarta edición de “Educando con el ciclismo”, un evento que contó con los principales profesionales del ciclismo y más de 3.000 personas de 6 regiones distintas del país e incluso de Francia. Aunque, un año más,  los verdaderos protagonistas de este año han sido los niños. Y es que, este espacio encabeza una de las mayores programaciones infantiles de Aragón, pasando por sus instalaciones 3.000 niños este año.

Todo gracias a iniciativas pioneras como “Una noche en el museo”, donde 40 niños entre 8 y 12 años pernoctaron en sus instalaciones y descubrieron sus secretos al apagar las luces. O “Adopta un tractor”, que reunió a 300 alumnos de distintos centros educativos aragoneses para apadrinar un tractor y conocer así el importante valor histórico de este oficio. También más de 5.000 personas visitaron la exposición temporal de clicks ‘Los PLAYMOBIL invaden Ejea”, que recreó importantes episodios históricos con algún guiño a la agricultura. Aprender por medio de la gastronomía, de la astronomía, el reciclaje, el teatro e, incluso, de los videojuegos, también ha sido posible gracias a los habituales talleres cada fin de semana.

Ahora, el 2019 supone un reto para superar de nuevo el récord de visitas y que se prevé lograr gracias a algunas de las actividades ya previstas, como unas jornadas para la crianza y otras intergeneracionales. Asimismo, la apuesta continúa siendo la programación infantil combinada con interesantes exposiciones temporales y visitas teatralizadas para disfrutar en familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here