El Gobierno de España ha condenado el bloqueo de carreteras francesas por las protestas de los llamados “Chalecos amarillos”, lo que perjudica al colectivo de transportistas que a diario deben cruzar la frontera y obstaculizan la libre circulación de mercancías entre los Estados miembros. Sin embargo, el bloqueo de camiones en Francia también está afectando al sector agrario, por las pérdidas que están sufriendo y porque ha provocado una caída de los precios en origen.

Para el Secretario General de ASAJA Murcia, Alfonso Gálvez Caravaca, “la situación que están viviendo los transportistas españoles en territorio francés es totalmente inaceptable y está causando unas pérdidas millonarias a nuestro sector, así como está deteniendo la comercialización de nuestros productos, y perjudicando gravemente tanto a los agricultores como a las empresas hortofrutícolas”.

“Por todo ello, desde ASAJA Murcia exigimos al Gobierno de Pedro Sánchez que actúe inmediatamente, para que nuestros transportistas puedan continuar, y reclame la intervención urgente de la Unión Europea ante este grave conflicto. No nos vamos a quedar de brazos cruzados viendo cómo se hunde nuestro sector hortofrutícola”, ha señalado contundentemente Gálvez Caravaca.

El portavoz de ASAJA Murcia ha apuntado que “basta ya de tanto postureo político, y que nuestros políticos se dediquen a solucionar los problemas del campo español, pues de esta manera y con conflictos como el de Francia, no se puede permitir que el bloqueo de camiones en Francia paralice nuestras exportaciones y a nuestros camionero. Es vergonzoso y penoso que se haya hecho nada hasta este  momento”.

Caída de los precios en origen debido al bloqueo de camiones en Francia

Por su parte, COAG denuncia que se están aprovechando los bloqueos puntuales de camiones en Francia para tirar por tierra los precios de las frutas y hortalizas en origen. Las movilizaciones que se están produciendo en el país vecino, están provocando retrasos y dificultando la circulación de las mercancías, “pero las entregas están llegando y no hay motivos que justifiquen la bajada de precios en origen, máxime en un contexto de escasez de oferta por circunstancias meteorológicas”.

“Hay que dar un mensaje de tranquilidad, porque los cortes son parciales y los envíos están llegando, aunque sea con retraso. No se justifican las bajadas de precios que se están produciendo, de hasta un 50% por ciento, ni los vaticinios que dicen que esta tendencia va a seguir”, explica Andrés Góngora. En estos momentos, pepino calabacín y berenjena son los más afectados por la caída de precios, pero desde COAG se teme que esta tendencia se extienda al resto de productos, tal y como auguran algunas voces.

COAG recuerda que la libre circulación es un derecho que debe estar garantizado, y reclama al gobierno de España que exija a Francia que ponga en marcha las medidas oportunas para mantener la normalidad. Pero también pide al sector, especialmente a las comercializadoras, que no sucumba ante las ofertas que tiran por tierra los precios de manera injustificada. Ante esta situación, creen que la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) debe estar vigilante para que no se produzcan abusos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here