Al enfado por el retraso en el anuncio de los precios de la uva se ha sumado un enfado mayor por la caída de cotizaciones en esta vendimia, que ronda el 15% en Castilla-La Mancha, lo que ha provocado incluso la sospecha de que pudiera haber un pacto entre empresas para cerrar precios. Y en el caso de Bodegas Vinartis (Grupo García Carrión) y de su competidor, Félix Solís, las sospechas se disparan, porque ambas pagará las uvas de la vendimia 2018 al mismo precio.

Así se desprende de las tablillas consultadas por Efe y en las que las cotizaciones para la uva destinada a vino con Denominación de Origen (Valdepeñas) ascienden a 0.02903 euros/kilogrado (4.83 de las antiguas pesetas/kilogrado) en el caso de la tempranillo o Cencibel y a 0.01803 euros/kilogrado (3.00 pesetas/kilogrado), la airén.

Estas dos variedades, que son las que priman en esta zona, si se destinan a la elaboración de vino de mesa cotizarán a 0.02073 euros/kilogrado (3.45 pesetas/ kilogrado), si se trata de la tempranillo o cencibel; mientras que el precio fijado para la airén es de 0.01803 euros/kilogrado (3 pesetas/ kilogrado).

Además de tener los mismos los precios de la uva iguales, ambas empresas vinícolas no diferencian el precio de la uva airén con arreglo a su destino.

Vinartis ha decidido este año sumar a los precios de la uva una prima por transporte de 0.01202 euros/kilo (2 pesetas por kilo), como Solís, aunque la pasada campaña de vendimia decidió incluirla dentro de la cotización del fruto.

Preocupación en Extremadura, al ser los precios de la uva de CLM un referente en esta región

Por su parte, UPA-UCE Extremadura ha denunciado los bajos precios de la uva que se han publicado en tablilla en Castilla la Mancha y muestra su preocupación por ser una referencia para esta región. “Los viticultores nos encontramos con unos precios que inferiores a los del ejercicio anterior sin ninguna justificación”, apunta la responsable del vino de esta organización, Catalina García.

Desde la organización han recordado que la producción de uva no alcanzará los 3,5 millones de hectolitros en esta campaña de la vendimia, pero la uva es de excelente calidad. “Si a esto le sumamos que no hay existencias en bodegas, no entendemos que los precios de Castilla la Mancha, que son una referencia para nosotros, puedan ser tan bajos”, mantienen.

Por ello, UPA-UCE reclama que los contratos de la vendimia reflejen mayores precios donde se pague la calidad real de la uva y devolución de la campaña. “Es una auténtica vergüenza porque estos precios no cubren los costes de producción”, sentencian desde UPA-UCE.

(Fotos: www.sevi.net)

1 Comentario

  1. Los precios son iguales y están en relación a la cotización del vino resultante de esas uvas. Es tradición pagar similar para que los agricultores fieles a cada comprador no anden cambiando constantemente. Así el precio obecede más a un trato igual que no a un pacto entre bodegas. El vino de la campaña pasada se ha llegado a pagar entorno a 5 euros hectógrado. Ahora ese mismo vino se cotiza entorno a 3,50 euros. Así que el precio es normal que haya bajado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here