Ganaderos de ovino de leche llegados de distintas provincias de Castilla y León se han manifestado este viernes 16 ante dos de las queserías más importantes de la provincia de Zamora como medida de presión para reclamar a la industrias precios justos por la leche bajo el lema ‘Con precios justos, el ovino tiene futuro’.

Las concentraciones, convocadas por la Alianza UPA-COAG en apoyo de las cooperativas del sector, han llevado a paralizar durante dos horas la entrada de leche y la salida de camiones con queso en industrias lácteas de las localidades zamoranas de Toro y Santa Cristina de la Polvorosa, según ha resaltado UPA.

El secretario general de UPA Castilla y León, Aurelio González, presente en la concentración de Toro frente a la fábrica Quesos del Duero, ha declarado a Efe que ésta ha sido la primera de una serie de movilizaciones que mantendrán de cara a la negociación de precios justos del próximo año.

Los precios registran dos años de caídas y sólo en el último ejercicio la bajada fue de unos cuatro mil euros al año por explotación

González ha admitido que “está bien” que los contratos de compra de la leche se hagan a un año pero a esa mejora que ya se logró en el último ejercicio hay que añadir ahora que esos precios sean rentables para el ganadero.

Ha lamentado al respecto que en Castilla y León los precios estén incluso por debajo de los que se pagan en Castilla La Mancha pese a que en esta comunidad autónoma las explotaciones están “en mejores condiciones”.

Por eso reclaman que para tener unos precios justos estos no podrán estar por debajo de los 85 céntimos el litro de leche, según ha precisado el dirigente de UPA, que ha recordado que aún quedan 2.300 ganaderos de ovino en Castilla y León.

A la cabeza del sector de ovino de leche está Zamora, donde hay un millar de ganaderos y una producción superior a los noventa millones de litros de leche al año.

La otra movilización se ha desarrollado en Santa Cristina de la Polvorosa, frente a la fábrica Hijos de Salvador Rodríguez, donde han acudido ganaderos de ovino tanto de la provincia de Zamora como de León, Valladolid y Palencia para exigir unos precios justos.

Allí, los ganaderos han expresado el problema que tienen después de haber hecho importantes inversiones para modernizarse y ver ahora cómo los precios que les pagan por la leche están por debajo de los costes de producción.

Al respecto, COAG ha apuntado que los precios registran dos años de caídas y sólo en el último ejercicio la bajada se cifra en unos cuatro mil euros al año por explotación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here