Un ciudadano de nacionalidad extranjera ha sido detenido esta madrugada como presunto autor del asesinato de tres personas, dos de ellas guardias civiles, crímenes cometidos el pasado jueves 14 diciembre en los municipios turolenses de Albalate del Arzobispo y Andorra y que han dejado conmocionado al mundo agrario.

COAG y UAGA COAG han destacado la figura del ganadero víctima del tiroteo ocurrido anoche. Jose Luís Iranzo Alquezar, de 40 años, casado y con un hijo, fue coordinador de las Juventudes de COAG desde 2006  a 2009 y Responsable del Area de Jóvenes de UAGA desde 2002 a 2009. Era presidente de Cooperativa Agrícola de Andorra, fue vicepresidente del Grupo de trabajo ovino-caprino del COPA-COGECA (Comité de las Organizaciones Agrarias Europeas y Cooperativas) y en la actualidad era miembro de la Comisión Ejecutiva de UAGA, por Teruel.

La organización lamenta profundamente su muerte habiendo sido una persona querida y respetada por todos, con mucho genio y las cosas muy claras, con una trayectoria sindical de más de 20 años, defensor a ultranza de agricultores y ganaderos, del asociacionismo y del medio rural, que deja un vacío en la dirección de la organización insustituible.

Junto a él, también morían dos agentes de los Equipos Roca de la Guardia Civil, Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero, que trabajaban específicamente para la seguridad en el medio rural y evitar robos en explotaciones agropecuarias, por los que las organizaciones también han mostrado sus condolencias.

La localidad de Albalate del Arzobispo ha sido objetivo de diferentes robos y las fuerzas de seguridad estaban investigando

A las cinco de la madrugada se ponía fin al operativo de búsqueda y captura que del presunto asesino que había provocado la muerte de los tres hombres. Fuentes de la Delegación del Gobierno y de la Guardia Civil han informado a EFE de que la detención de este individuo se producía, entre los municipios de Cantavieja y Mirambel, una zona de Teruel que linda con Castellón.

El sucesos ocurrió en la tarde de este pasado jueves, 14 de diciembre en una pequeña masía durante el operativo de las fuerzas de seguridad diseñado con motivo de otro tiroteo que tuvo lugar en la zona el pasado 5 de diciembre.

Entonces fueron heridas dos personas que acudían también a una masía a cambiar la cerradura y que fueron tiroteadas por una o dos personas.

La localidad de Albalate del Arzobispo, así como los alrededores, ha sido objetivo de diferentes robos y las fuerzas de seguridad estaban investigando.

En este contexto se produjo el tiroteo de ayer, en el que murieron dos guardias civiles y otro ciudadano, lo que activó una operación de búsqueda de un individuo armado que habría huido en un vehículo “pick up” de color verde.

El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y el subdelegado en Teruel, José María Valero, se desplazaron al lugar y movilizaron para la operación agentes de la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil.

Durante los primeros compases del plan de actuación del instituto armado se sucedieron distintas informaciones, algunas de ellas procedentes de varias fuentes, pero desmentidas con posterioridad.

El delegado del Gobierno, de hecho, compareció ante los medios para recalcar que no había cesado la búsqueda de un individuo como presunto autor de los disparos. Casi de madrugada se difundió un retrato robot del presunto asesino.

Pocas horas antes, la Guardia Civil confirmó las identidades de los agentes fallecidos, así como la del civil que estaba en el lugar de los hechos.

Seguidamente, comenzaron a sucederse las condolencias y muestras de pésame de las autoridades por la triste muerte. A través de sus respectivos perfiles de las redes sociales, el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy; el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, y el presidente de Aragón, Javier Lambán, manifestaron sus condolencias y expresaron su apoyo a la Guardia Civil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here