Las cooperativas han defendido este martes 21 ante la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, una PAC post 2020 bien dotada presupuestariamente y rechazan cualquier “renacionalización” que rompa con las reglas del mercado único. Según sus cálculos, el recorte del presupuesto de la futura PAC anunciado supondría para España una posible merma de entre 900 y 1.800 millones anuales -teniendo en cuenta algunos escenarios restrictivos que se barajan-, sin contar con la rebaja prevista para las políticas de cohesión.

Así lo ha destacado a Efeagro el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Ángel Villafranca, tras la reunión que ha mantenido el Consejo Rector de esta organización con García Tejerina, para abordar diversos asuntos de actualidad, como el plan estratégico para la fruta dulce, los problemas de la aceituna de mesa en EEUU, la política de agua o la gestión de purines.

Abogan por que el régimen de pago único siga siendo “una columna vertebral” en el diseño de la futura PAC

Para Villafranca, que ha criticado el recorte que se anuncia, la PAC necesita de un presupuesto suficiente para cumplir con sus cometidos y no debe tolerarse que “se vayan quitando porciones” del cheque agrícola para sufragar las políticas de defensa, de respuesta a los refugiados e inmigración u otros capítulos, que también son necesarios, pero con fondos propios.

En este contexto, ha abogado por que el régimen de pago único (ayudas directas) siga siendo “una columna vertebral” en el diseño de la futura PAC, pero que sirvan “para que haya producción” y que ésta, además de sostenible medioambientalmente, sea competitiva.

Villafranca se ha mostrado preocupado por que la aplicación de la futura PAC pueda depender de la que haga cada uno de los Estados miembro de la Unión Europea -la temida “renacionalización”-, y que derive en medidas específicas diferentes para los productos en los distintos países que puedan afectar a la competitividad y a la unidad de mercado comunitario.

Ha apuntado que en España, por ejemplo, las competencias en agricultura están transferidas a las comunidades autónomas y no sería positivo que en cada una de ellas las ayudas se destinen a unos sectores frente a otros, con la consiguiente distorsión del mercado y el abandono de la “PAC única”.

En su opinión, la futura PAC debe incluir instrumentos públicos de gestión de mercados para prevenir crisis como las que han afectado en el pasado a leche o a las frutas y hortalizas, y también privados, permitiendo realizar intervenciones a los sectores por sí mismos, a través de las organizaciones de productores o de las interprofesionales.

Sobre la mesa otras cuestiones vitales, como el agua, la fruta dulce, los arances de EEUU a la aceituna y los purines

En materia hídrica, el Consejo Rector ha pedido que “el agua debe ser de todos y para todos” y confían en que pueda materializarse cuanto antes el pacto de Estado entre Gobierno y autonomías, al tiempo que reclama más apoyos para innovación y regadíos.

Sobre el plan estratégico para la fruta dulce que elabora el Mapama con el sector, Villafranca entiende que “es el momento de actuar para responder a un problema que es estructural” y urge la creación de una interprofesional para “ponerse a trabajar” y, entre otras actuaciones, realizar campañas de promoción del consumo.

En la reunión, el equipo de Gobierno de las cooperativas ha mostrado también su preocupación por la situación de la aceituna tras la ampliación de los aranceles anti-dumping en EEUU porque podría “desequilibrar” a todo el sector en su conjunto.

También han analizado la entrada en vigor de la normativa de gestión de purines, ámbito para el que las cooperativas reclaman un plan “integral, completo y alcanzable, en el que se involucren la agricultura, la ganadería y los distintos sistemas de organización empresarial”.

(Fotos: Mapama.es)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here