La Comisión Europea ha vuelto a recordar, en pleno debate de todos los ministros sobre el futuro de la Política Agraria Común, que Bruselas tiene el objetivo de asegurar los pagos directos y que considera necesaria su simplificación, pero, por primera vez, ya ha planteado formalmente la posibilidad de establecer un tope en estos cobros, una vía que muchos interpretan como un reconocimiento a un recorte de las ayudas. Un recorte que puede llegar en forma de tijeretazo en los Presupuestos y sobre el que no se ha aclarado nada en este inicio de la Cumbre, ni de cuánto dinero podrá disponer para hacer estos pagos, ni hasta qué punto aceptará que el recorte de los Presupuestos europeos afecte y en qué medida a la PAC.

En su intervención ante los ministros de Agricultura en la Cumbre de este lunes, el comisario europeo Phil Hogan volvió a defender que “los pagos directos se mantienen como una parte esencial de la PAC”. Sin embargo, desde Bruselas también se ha puesto el acento en mostrar su preocupación por “la injusticia” que el 20 por ciento de los agricultores reciba el 80 por ciento del total de pagos, por ello considera que es necesario que se apoye en la nueva PAC una “distribución más equilibrada”.

Preocupa la idea de establecer un tope para los pagos directos pero se respalda la simplificación de la PAC

Por ello, apeló a discutir la posibilidad de aplicar algún tipo de tope en los pagos directos para acabar con ello, una cuestión que ha puesto sobre la mesa por primera vez la Comisión Europea en su comunicación presentada el año pasado; pero que sin embargo, tiene el rechazo de varios países, entre ellos España.

Pese a todo, el comisario insistió que no es la propuesta formal, y que otra de las posibilidades que estudia la Comisión es redistribuir los pagos para apoyar más a las explotaciones pequeñas o medianas en detrimento de las más grandes. “Los pagos directos tienen que ser más sencillos para que lleguen a los agricultores activos”, ha defendido en este sentido, Rumen Porodzanov, ministro de Agricultura de Bulgaria, país que ostenta la presidencia rotatoria de la UE.

La principal organización europea, el Copa-Cogeca, ha valorado positivamente que la simplificación se aborde en la nueva PAC, pero considera necesario que se apliquen garantías para que la simplificación se traduzca “en resultados para los agricultores”, a la vez que defiende que “es una buena noticia que se mantengan los dos pilares de la PAC. Los pagos directos deben permanecer en el primer pilar de la PAC en los niveles actuales, sin cofinanciación.

Varios ministros también mostraron su preocupación ante el futuro de los nuevos presupuestos de la Unión Europea, conocidos como Marco Financiero Plurianual, y que el Ejecutivo comunitario presentará el próximo mayo. Entre las cuestiones clave está cuál será el dinero final destinado a la PAC, que hasta ahora ha sido de alrededor el 40 por ciento del total del presupuesto.

En una comunicación presentada la semana pasada, Bruselas admitía que en el peor de los escenarios se podría recortar hasta un 30% en los fondos de la PAC, una cuestión que rechazó la ministra española, Isabel García-Tejerina, preguntada este lunes por la prensa. La titular agraria española afirmó que no es aceptable que haya un recorte parecido, porque cree que la política agraria debe tener “un presupuesto adecuado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here