A medida que se van intensificando las negociaciones sobre la liberalización del comercio entre la UE y Mercosur, el bloque comercial latinoamericano, el Copa y la Cogeca denuncian los planes para incluir la carne de vacuno en un posible acuerdo comercial con el bloque, advirtiendo de que amenazaría la oferta de carne de vacuno de calidad, el crecimiento y el empleo en las zonas rurales de la UE.

Hablando desde Bruselas, Jean-Pierre Fleury, presidente del grupo de trabajo Carne de vacuno del Copa y de la Cogeca, ha declarado que “estamos muy preocupados por esta propuesta, ya que el acuerdo comercial con Mercosur tendría un enorme impacto para la agricultura de la UE, particularmente el sector de la carne de vacuno. Esto es especialmente inquietante dado que el consumo de carne ya ha disminuido un 20 % en la última década y aún ignoramos el impacto del Brexit para el sector agrícola de la UE”.

“Además, tenemos unas de las normas de seguridad alimentaria y de bienestar animal más estrictas del mundo, que las importaciones procedentes de estos países no deben cumplir”, ha dicho.

“Necesitamos compromisos justos y equilibrados sobre agricultura en cualquier acuerdo comercial”

“Registramos todos los movimientos de cada animal individual desde su nacimiento hasta su muerte, mientras que en los países Mercosur sólo el 10% de la vida del animal está cubierto. Nuestro sistema les garantiza a los consumidores la seguridad y la calidad de la carne de vacuno que compran. La producción de carne de vacuno en Europa, particularmente la producción especializada de carne de vacuno, proporciona también crecimiento y empleo en las zonas rurales de la UE donde a menudo hacen falta fuentes de empleo alternativas al tiempo que contribuye al crecimiento verde, ha insistido. Gracias a esta actividad económica, disponemos de sesenta millones de hectáreas de pasto que actúan como sumidero de carbono.

El secretario general del Copa y de la Cogeca Pekka Pesonen ha continuado diciendo que “estamos decepcionados por los planes de la Comisión de incluir la carne de vacuno en un acuerdo sobre el acceso al mercado ofrecido a Mercosur. Necesitamos compromisos justos y equilibrados sobre agricultura en cualquier acuerdo comercial”.

“Un nuevo estudio europeo de impacto sobre el comercio confirma las repercusiones catastróficas que un futuro acuerdo comercial con Mercosur podría tener para el sector de la carne de vacuno de la UE, a menos, eso sí, que se impongan contingentes arancelarios a las importaciones. Los ministros de Agricultura de la UE también han alertado contra una oferta sobre agricultura que incluya productos agrícolas sensibles en las negociaciones. Sin embargo, la Comisión continúa con su plan, sin recibir mucho a cambio”, ha destacado.

“No podemos continuar utilizando este sector europeo importante como moneda de cambio para otros ámbitos. Este acuerdo tiene que ser ambicioso en términos de defensa de los agricultores europeos”, ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here