La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha convocado este miércoles 20 de junio ayudas por 60.000 euros para dotar de “pastores eléctricos” a la apicultura de Castilla y León, y proteger las colmenas de los osos pardos, según publica el boletín oficial de la Comunidad y como se venía anunciando el mes pasado.

La ayudas se producen este año con una nueva regulación en su acceso, tras introducir recientemente la Consejería la posibilidad de subvencionar con un pastor eléctrico a aquellas explotaciones que, teniendo menos de 40 colmenas, se distribuyan en más de un asentamiento, excepto si a dicha explotación se le ha subvencionado en los diez años anteriores a la presentación de la solicitud.

También se ha añadido un nuevo criterio de selección que permite puntuar a los asentamientos ubicados en términos municipales con ataques producidos en los dos años anteriores a la presentación de la solicitud.

Estas ayudas se establecen para evitar agravios comparativos entre las colmenas que están en zonas con presencia del oso pardo y las que estén fuera

En 2017, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente subvencionó con hasta con 360 euros cada “pastor eléctrico” que los apicultores de Castilla y León instalaron para proteger las colmenas de los osos.

Las ayudas se dirigen a los asentamientos colmeneros que se ubiquen en la zona de asentamiento del oso en Castilla y León, y hasta ahora sólo se subvencionará la adquisición de pastores eléctricos para explotaciones de al menos 40 colmenas, salvo que se trate de una explotación con un único asentamiento.

Estas ayudas se establecen para evitar agravios comparativos entre las colmenas que están en zonas con presencia del oso pardo y las que estén fuera, y para minimizar el daño que esa especie pueda causar a las explotaciones apícolas de la comunidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here