Las organizaciones agrarias APAG Extremadura ASAJA, UPA-UCE Extremadura y APAG-ASAJA Cáceres se manifestarán el próximo 31 de enero para instar a los Gobiernos una solución inmediata a la grave situación en la que se encuentra el sector agroganadero extremeño, debido a los precios ruinosos. Bajo el lema ‘Juntos por un campo con futuro. Defendamos lo nuestro’ la manifestación se desarrollará en Badajoz y finalizará frente a la Delegación de Gobierno.

Las tres organizaciones convocantes consideran que la circunstancia provocada por los bajos precios es realmente acuciante, ya que muchas de las explotaciones extremeñas se encuentran “abocadas al fracaso”, sumándose así a las protestas que viene realizando el sector por media España.

En este sentido, se ha pronunciado el secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, quien ha tildado de “insostenible” la situación que se vive en la agricultura y la ganadería, a lo que ha añadido que “Extremadura se encuentra en medio de la tormenta perfecta”, realidad que comparte el presidente de APAG Extremadura ASAJA, Juan Metidieri, quien ha considerado que “no es de recibo que veamos la vida pasar, con distintos gobiernos y que mientras tanto el campo siga anclado en la incertidumbre, por la falta de medidas y, sobre todo, de voluntad política para garantizar la viabilidad de nuestras producciones”.

“No hay posibilidad de negociar el precio de lo que necesitamos para producir, ni para negociar el precio de lo que vendemos”

Según Metidieri, producciones como los cereales de invierno y casi la totalidad de cultivos de regadío “se encuentran abandonados a su suerte por las distintas administraciones”.

“No hay posibilidad de negociar el precio de lo que necesitamos para producir, al igual que tampoco la hay para negociar el precio de lo que vendemos”, ha lamentado en este sentido Huertas ante la protesta del sector agroganadero extremeño.

“¿A quién protegen unos márgenes comerciales de hasta el 937% en la cereza, que va desde el 0,40€/kilo en origen a 3,75€/kilo en destino; o la ciruela con un 700% de incremento desde 0,35€/kilo  en origen a 2,5€/kilo en destino; o la aceituna de mesa con un incremento de 854% de 0,50 €/kilo en origen a 4,54 €/kilo en destino? ¿Cómo es posible que en muchos sectores tengamos precios de hace 20 años, como en el maíz, cereales, ovino o vacuno?”, se cuestiona el secretario general de UPA-UCE Extremadura.

Siguiendo esta línea, las tres OPAS comparten su indignación respecto a que actualmente la realidad de los profesionales del campo sea producir a pérdidas “constantemente”. Sobre esta cuestión, han incidido en la necesidad de soluciones efectivas como un seguro de pérdidas de renta, a fin de dar estabilidad a nuestras explotaciones.

Además de los bajos precios, los dirigentes del sector agroganadero extremeño han destacado otras reivindicaciones por las que nace esta manifestación, a la que esperan que se sume todo el campo extremeño y la propia Junta de Extremadura.

Entre las reivindicaciones que se pondrán sobre la mesa el próximo 31 de enero destaca la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria para regular la venta a pérdidas y la restauración de los aranceles a los arroces importados de Camboya y Myanmar, con el fin de no perjudicar al arroz extremeño.

“Basta ya que se le llene la boca a los políticos diciendo que quieren un mundo rural vivo y que luego no hagan nada”

Además de este reclamo, se pedirá solución a proyectos que siguen en ‘stand by’ y que son necesarios para el crecimiento del sector agroganadero extremeño, como los nuevos regadíos; la Ley de etiquetado de los productos agrarios; la modificación de la Norma de Calidad del Ibérico o el impulso de políticas que garanticen la renta agraria, favoreciendo la financiación del sector en periodo de crisis.

A estas exigencias, se suman igualmente la reducción del gravamen por el uso de agua de regadío; medidas fiscales como la reducción de la factura del gasóleo del 35% y del 15% a los plásticos y fertilizantes en el IRPF; la aplicación de un IVA reducido al precio del gasóleo agrícola, sin olvidar la necesidad de que el Gobierno demuestre responsabilidad a la hora de no limitar las hectáreas para nuevas plantaciones de viñedo, y, ya en concreto, para evitar “poner freno” al crecimiento del cava extremeño.

En este sentido, Juan Metidieri ha instado al Gobierno a que se favorezca la viticultura extremeña y se permita al cava continuar por el buen camino que lleva. “Su crecimiento es envidiable y no vamos a tolerar que no se desarrolle como se merece”, ha espetado el dirigente de APAG Extremadura ASAJA.

En esta misma línea se ha pronunciado Ignacio Huertas, al considerar que “Extremadura tiene la capacidad suficiente para situarse a la misma altura que otras comunidades productoras de cava”.

Ya por su parte, el presidente de APAG-ASAJA Cáceres, Ángel García Blanco, ha criticado que se quiera “poner cortapisas” a dos sectores que generan importantes ingresos en Extremadura, como son la actividad cinegética y el mundo del toro. “Basta ya que se le llene la boca a los políticos diciendo que quieren un mundo rural vivo y que luego no hagan nada”, ha reprochado.

En definitiva, según han subrayado las OPAS convocantes de esta protesta del sector agroganadero extremeño, el 31 de enero se reclamarán soluciones a todos y cada uno de los problemas que están generando incertidumbre y desazón en los que trabajan la tierra, porque “nuestro campo necesita plenas garantías de futuro”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here