Las organizaciones agrarias de Castilla y León han reaccionado con enfado e indignación a las acusaciones de la Asociación de los Fabricantes de Piensos Compuestos de Castilla y León que acusaba a los agrcultores de hacer una retención del cereal provocando hacer subir los precios del pienso para el ganado.

Tanto desde la UCCL como desde la Alianza, se ha dejado claro que estas acuaciones son infundadas y acusan a los propios fabricantes de querer mantener unos precios bajos por sus interesesa a pesar de que hay una tendencia al alza por la fuerte sequía en varios países productores de todo el mundo.

“No somos especuladores, simplemente queremos un precio justo por nuestras cosechas”

Así, la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), considera que las afirmaciones vertidas por los Fabricantes de Piensos Compuestos de Castilla y León señalando que su acusación es “una simplificación de la situación del mercado de los cereales que ellos saben no depende de los agricultores castellanoleoneses”.

En esta campaña, como en todas, debe tenerse en cuenta la producción mundial de cereales. Así la sequía que han sufrido los países del Norte ha derivado en una importante disminución de rendimientos. A ello debe añadirse el bajo rendimiento de países como Rusia, Ucrania y Australia. Con estas previsiones en los últimos meses, como ya apuntó UCCL, “se produjo una compra masiva de cereales por parte de los almacenistas que conllevó que se bajaran artificialmente los precios en España, y esta es la situación que ahora quiere mantenerse, aunque la lógica de los mercados apunta una tendencia alcista”.

La tendencia del mercado es en la actualidad alcista, “no es el agricultor de nuestras zonas quien fija los precios, ni en esta ocasión ni en ninguna otra”, aseguran desde la organización.

Para la UCCL, los agricultores “no somos especuladores, simplemente queremos un precio justo por nuestras cosechas, sobre todo teniendo en cuenta el año catastrófico del que venimos” en el que la falta de liquidez de muchas explotaciones puede arrastrar a muchos a malvender su cosecha para poder hacer frente a la nueva campaña.

Para la Unión de Campesinos de Castilla y León, este es el momento para situar en el debate de la PAC la necesidad de retomar los mecanismos de intervención de los mercados que eviten estos movimientos especulativos que en nada benefician ni a los agricultores ni a los consumidores, y que tan imprescindibles son para garantizar los costes de producción y los precios justos para los agricultores.

“Con previsiones que apuntan a un alza en el precio por la coyuntura del mercado internacional, no hy que precipitarse a la hora de vender el cereal”

Por su parte, la ALIANZA UPA-COAG rechaza rotundamente las acusaciones vertidas por los fabricantes de piensos de ASFACYL y recuerda que los agricultores “no tienen tanta capacidad de almacenaje como para influir de manera determinante en los precios del cereal, y que siempre son ellos los paganos de las maniobras especulativas de almacenistas e industriales para manejar interesadamente a su antojo los datos sobre volúmenes de producción, hundir los precios de los mercados y comprar barato a los productores”.

La ALIANZA se ve obligada a recomendar sentido común ante la situación que viene repitiéndose año tras año en todas las campañas cerealistas por estas fechas, donde aparecen cifras, datos de producción y declaraciones intencionadas que pretenden provocar grandes tensiones en el mercado de cereales. “En estas circunstancias, con previsiones que apuntan a un alza en el precio del cereal debido a la coyuntura del mercado internacional, es más importante que nunca informarse bien y no precipitarse a la hora de vender el cereal”.

Por eso, la organización afirma que ahora es el momento de que las cooperativas apuesten firmemente por lo que realmente es su cometido principal, la comercialización de nuestras producciones defendiendo precios remunerativos para los productores. Precisamente las cooperativas son la principal herramienta que los agricultores tenemos para organizar un mercado que otros prefieren desorganizado; un mercado en el que prime la especulación y la venta apresurada (fundamentalmente por parte de productores no profesionales) es lo que interesa a almacenistas y fabricantes para imponer sus propios intereses. Las decisiones empresariales que corresponden a los agricultores son su derecho, y no vamos a permitir que nadie nos diga cómo o cuándo tenemos que vender”.

Por todo ello, la organización recomienda a los agricultores que no vendan precipitadamente y que acudan a las cooperativas. De igual modo recuerdan a los productores que “es muy importante que escalonen las ventas con el fin de no saturar el mercado, para evitar de este modo la especulación habitual ejercida por personajes cuyo único fin es enriquecerse a costa de los propios productores”.

Por último, la ALIANZA UPA-COAG califica como “lamentable la denuncia de los Fabricantes de Piensos responsabilizando a los agricultores de Castilla y León de las subidas que acometerán en los precios de los piensos como consecuencia de la retención del cereal”, a la vez que reitera que esta situación refleja lo que lleva denunciado “desde hace tiempo sobre la especulación pura y dura a la que se ven sometidos los profesionales del sector agrario con sus materias primas y con los precios de los piensos, siempre con el trasfondo del abusivo beneficio que quieren ejercer a costa de las productores”.

1 Comentario

  1. Manda narices, los agricultores estamos vendiendo la cebada a 26 Ptas.”pesetas” el kilo, o sea trabajando gratis y tenemos que aguantar estos comentarios de estos chupasangres.Manda eggs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here