Las noticias en el sector del cerdo ibérico no paran de sucederse a velocidad de vértigo y con sorpresas incluidas. Si hace pocos días la Entidad Nacional de Acreditaciones (ENAC) retiraba temporalmente la licencia de actividad de inspección a la sociedad Certicalidad, S.L. ahora el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha puesto condiciones a dicha suspensión y rebaja no solo la autoridad de la propia ENAC, sino que igualmente se posiciona en contra del texto legal de la normativa sectorial, encuadrado en el Real Decreto 4/2014.

Así lo pone de manifiesto la Mesa de Coordinación de la Norma de Calidad del Ibérico, en un documento emitido este lunes 11 de diciembre, (y al que ha tenido acceso agroinformacion.com) bajo el título ‘MEDIDAS A TOMAR POR LAS AUTORIDADES COMPETENTES DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS ANTE LA SUSPENSIÓN TEMPORAL DE LA ACREDITACIÓN DE UNA ENTIDAD DE INSPECCIÓN’.

Para evitar recursos, deja en manos de las CCAA la aplicación o no de esta nueva medida

Mediante una notificación administrativa, la Mesa de Coordinación del Ibérico (que preside Fernando Burgaz, Director General de la Industria Alimentaria del Mapama) determina que “de manera excepcional y durante un periodo máximo de 30 días siguientes a la fecha en la que se produjo la suspensión temporal de la entidad de inspección, se podrán emitir informes de raza, edad y alimentación (REAs), siempre y cuando se hayan realizado las visitas de inspección y actuaciones, conforme a lo exigido en la norma de calidad del ibérico y recogidas en el protocolo de inspección, antes de la fecha de suspensión, y el REA pueda ser asumido a los efectos de la consiguiente certificación de producto”.

La nota remitida a los servicios ganaderos de todas las Comunidades Autónomas, prosigue explicando que “al final del plazo establecido en el párrafo anterior el ganadero debe haber contratado los servicios de otra entidad de inspección acreditada”. Y pone el acento en que “la entidad de inspección debe remitir a cada Autoridad competente la documentación correspondiente a este periodo para que pueda realizar las posibles verificaciones o comprobaciones que considere oportunas en el marco de sus competencias”.

Asimismo, en un intento por minimizar la dimensión de la grave medida adoptada, que podría ser contraria a la legislación vigente, y evitar posibles recursos y acallar las voces que se han posicionado en contra de la providencia administrativa despachada con plena conciencia de su ilicitud por la Mesa de Coordinación del Ibérico, el acuerdo ministerial concluye informando que “de igual manera se procederá con la emisión de los informes de raza y edad (REs). No obstante, en este último caso sólo se aplicará en las Comunidades Autónomas en las que sus autoridades así lo consideren”.

La Norma del Ibérico deja claro que la suspensión o retirada de la acreditación implicará el cese automático de toda actividad

Según advierte uno de los pasajes del R.D. 4/2014, la Mesa de Coordinación de la Norma de Calidad del Ibérico, –organismo del propio Ministerio de Agricultura que cuenta con la colaboración de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI) y la Asociación Española de Criadores de Cerdo Ibérico (AECERIBER) entre otras instituciones–, tiene como principal misión, la de garantizar el cumplimiento de las condiciones establecidas en el cuerpo del reseñado precepto legislativo, a lo largo de todo el proceso productivo de los elaborados cárnicos provenientes de la canal del cerdo ibérico.

En relación a este último punto, el mismo R.D. 4/2014, en su artículo 15, apartado 4, dispone que “la suspensión o retirada de la acreditación (a una entidad de inspección o certificación) implicará el cese automático de toda actividad, relacionada con esta norma, en tanto en cuanto no se reinstaure la acreditación. ENAC informará de manera inmediata a las autoridades competentes de las comunidades autónomas a través del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, de cualquier suspensión o retirada, así como las razones que han conducido a dicha decisión”.

Actualmente, la compañía Certicalidad, S.L. sigue manteniendo en suspenso su acreditación inspectora por parte de ENAC. Por eso, y para burlar este marco normativo vigente, el Ministerio ha recurrido a la Mesa de Coordinación de la Norma de Calidad del Ibérico (institución que carece de la necesaria potestad legislativa) que mediante esta fórmula administrativa quebranta lo dispuesto por una superior disposición general con derecho propio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here