Si el pasado domingo se hablaba de una semana negra, la última seman no le ha ido a la zaga por los mismos motivos, como es un exceso de aceite de oliva en el mercado nacional, aunque con peores resultados, ya que la caída de los precios sigue siendo una constante y el lampante ya se ha situado en la barrera psicológica de los dos euros, con un pérdida de medio en solo siete días.

Una situación que empieza a preocupar mucho, ya que fuentes de Oleoestepa confirman que si el aceite lampante, que la semana anterior se pagaba a 2.050 euros/tonelada, se ha situado esta semana en 2.000 euros y hay ofertas por debajo de ese precio, como paso previo a poder vivir un nuevos descenso en los próximos días. En el caso del aceite virgen, los precios también han bajado; rondan ahora los 2.200 euros (frente a los 2.250 euros de la semana anterior); por su parte, el virgen extra repite a partir de 2.600 euros por tonelada.

De igual forma, el sistema Poolred de la Fundación del Olivar refleja esa misma evolución. La media de esta semana para el aceite lampante es de 1.977 euros/tonelada, frente a los 2.045 euros de la semana anterior. En aceite de oliva virgen esa media se ha situado en 2.123 euros/tonelada (2.172 euros la semana anterior) y en extra se mantiene más estable, en 2.477 euros por tonelada (2.478 euros la semana pasada).

Por su parte, el último Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para la semana 9, mantiene esta tendencia negativa y refleja que continúan los descensos generalizados en los precios medios de los aceites de oliva. Aceite de oliva lampante (-1,44%), aceite virgen (-1,23%), aceite virgen extra (-1,22%), aceite de orujo crudo (-1,18%), aceite de oliva refinado (-0,82%) y aceite de orujo refinado (-0,79%). El aceite de girasol refinado también desciende un (-0,13%).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here