El Comité de Gestión de Cítricos (CGC), que aglutina a los exportadores de este sector, ha cuestionado las medidas propuestas por Sudáfrica para evitar traer sus plagas a la Unión Europea (UE) ya que, a su juicio, “no han sido probadas”.

En un comunicado, ha lamentado “la incertidumbre creada con la revisión de los protocolos fitosanitarios para regular las importaciones de cítricos sudafricanos” en la UE.

“Los envíos han comenzado, algunos cargamentos están llegando ya a puertos europeos y la Comisión Europea (CE) aún no ha validado la propuesta realizada por este país”, han afirmado.

“Sus medidas no han sido contrastadas por científicos independientes ni se ajustan a las regulaciones internacionales”

Esta situación se produce tras el “fuerte repunte en la pasada campaña de las interceptaciones europeas del hongo “mancha negra” (citrus black spot o CBS), con hasta 24 rechazos portuarios, y los otros 14 de la polilla “thaumatotibia leucotreta”, que obligaron Sudáfrica a revisar sus programas de control para sendas plagas.

“Según ha podido contrastar el CGC, se han producido cambios relevantes que generan, si cabe, mayor desconfianza”, ya que el Ministerio de Agricultura sudafricano (DAFF) ha dejado de supervisar el cumplimiento de ambos programas”.

Ahora, su cumplimiento corre a cargo de “la misma empresa pública (PPECB) cuya inspección permitió el año pasado tan alarmante cantidad de rechazos portuarios”.

“Sus medidas -han añadido- no han sido contrastadas por científicos independientes ni se ajustan a las regulaciones internacionales”, como ocurre con su “falso” tratamiento de frío (cold treatment), que “es un traje a medida para salvar la cara”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here