El trigo blando parece que se quiere sumar a la cebada, que lleva ya varias semanas de aumentos en su cotización, y se ha sumado a abandonar los números rojos que arrastran la mayoría de los cereales en los mercados mayoristas desde hace ya bastante tiempo.

Aunque la actividad sigue siendo más bien alta, y se sigue haciendo acopio de sus necesidades para el mes de octubre, lo cierto es que también se empieza a notar que se está aumentando las importaciones de cereales de Rumanía y Ucrania, con el agravante de el de este país llegan con arancel cero, lo que está afectando a los cultivos nacionales. Y buena prueba de ello, es que, por ejemplo, se prevé una caída de la producción del maíz extremeño del 15% debido al calor, según las últimas previsiones del sector, pero sin embargo los mercados mayoristas lo siguen penalizando con una nueva caída de los precios.

Con este panorama, los precios medios de la cebada y el trigo blando subieron en los mercados mayoristas durante la semana comprendida entre el 18 y el 22 de septiembre, en contraste con la bajada de las cotizaciones de trigo duro y maíz, según ha informado este lunes 25 la patronal de comerciantes Accoe.

Las cotizaciones medias nacionales de la última semana fueron las siguientes: trigo blando, 181 euros/tonelada (+0,33 %); cebada, 170,21 euros/tonelada (+0,39 %); cebada de malta, 182,33 euros/tonelada (+0,51 %); trigo duro, 227 euros/tonelada (-2,99 %) y maíz, 177,58 euros/tonelada (-0,34 %).

En comparación con enero de este mismo año, los precios del trigo blando han subido un 7,01 %; los del maíz, un 0,48 %; los de la cebada, un 10,18 %; y los del trigo duro, un 2,40 %, según los datos de Accoe, Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here