La sequía y otras inclemencias meteorológicas han reducido la producción de cereal entre un 30 y un 40 por ciento, ha obligado a algunos países europeos, entre ellos España, a importar de Rumanía y Ucrania, éste último con el añadido de que desde septiembre lo hace sin aranceles tras el acuerrdo político de la UE.

Este dato ha sido aportado por el presidente de Unistock, una de las entidades que ha convocado la II Bolsa Internacional de Cereales del Duero, Jaime Muñoz, quien ha asegurado que, a pesar de esa menor producción, al estar los precios “fijados en bolsa”, éstos se han mantenido “estables”, con 174 euros por tonelada para el trigo y el maíz “en puerto”.

Accoe no cree que el nuevo Observatorio de Precios de la CE vaya a influir en el sector cerealista

El directivo de Accoe, la otra entidad organizadora del foro, Alfonso Palomo, ha indicado que hay “precios más competitivos”, aunque en esta campaña “han subido un 20%” debido a la mala cosecha que se ha dado en España -la más baja desde 2005- y que, sin embargo, no se ha producido en otros países, desde los que ha llegado el cereal necesario.

También ha aclarado que el nuevo Observatorio de Precios que ha puesto en marcha la Comisión Europea “no influirá” en los mismos de manera significativa, ya que “es un mercado muy ajustado, globalizado y transparente que depende más de factores exógenos”, de ahí que lo prioritario sea “tener una buena cosecha”.

El secretario general de la Consejería de Agricultura y Ganadería, Eduardo Cabanillas, ha advertido sobre la importancia de “aumentar la productividad del cereal”, ya que Castilla y León es la comunidad cerealista por excelencia, a través de la “incorporación de las nuevas tecnologías”.

Cabanillas, quien ha inaugurado en Valladolid la II Bolsa Internacional de Cereales del Duero, ha destacado la importancia de “introducir, a medio plazo, mucha tecnología, investigación y más semilla certificada, además de fertilización y agua”.

“Hay que trabajar en mejorar la productividad, lo que debe ir acompañado por la concentración de la oferta, y mantener los instrumentos para paliar las pérdidas, como la Política de Seguros Agrarios, que permiten al agricultor poder seguir produciendo el cereal”, ha explicado.

Además, eso incidirá en una “agrupación de la oferta, a través de las cooperativas, mayor poder de negociación y un mejor posicionamiento en el mercado nacional”, ha añadido el secretario general, quien ha recordado que Castilla y León representa el “40%” de la producción cerealista de España.

Durante esta jornada, no solo habrá espacio para el encuentro y la puesta en común de experiencias, sino también para las ponencias, con las que se pretende arrojar algo de luz sobre capítulos fundamentales como el almacenamiento y el comportamiento de los mercados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here