Las principales organizaciones agrarias han protestado enérgicamente por los últimos ataques a camiones españoles en territorio francés y exigen que se respete la libre circulación de mercancías en la Unión Europea (UE), a los que se ha sumado la Embajada de España en París, que ha presentado una dura queja ante las autoridades galas. Por su parte, la Comisión Europea (CE) se ha limitado a pedir más información a las autoridades de Francia y preguntar sobre “las medidas adoptadas” para “limitar” las “potenciales alteraciones en el libre movimiento de bienes”.

“La CE ha contactado a las autoridades francesas para más información sobre los ataques a camiones así como las medidas tomadas o previstas para informar a los operadores afectados y limitar lo más posible las potenciales alteraciones en el libre movimiento de bienes”, dijo a Efe la portavoz comunitaria Lucía Caudet.

Caudet, portavoz de Industria y Mercado Interior, precisó que esta petición se ha realizado de acuerdo con un mecanismo legislativo europeo que promueve el intercambio de información entre Estados miembros y la CE en caso de “potenciales obstáculos al libre movimiento de bienes”.

Por su parte, la Embajada de España en París presentó este miercoles 18 una dura queja a las autoridades francesas por los ataques sufridos por camiones españoles en las últimas 48 horas cerca de la frontera entre ambos países, informaron a Efe fuentes diplomáticas.

El portavoz del Gobierno y ministro de Agricultura francés, Stéphane Le Foll, condenó “firmemente” los ataques a camiones españoles y apeló a la “tranquilidad y al diálogo” después de conocer el ataques a camiones de vino por dos organizaciones de agricultoras francesas, cuyos miembros forzaron el vertido de miles de litros de vino a granel español.

En la queja presentada, el embajador español en Francia, Ramón de Miguel, pidió al Ejecutivo francés “tomar las medidas adecuadas para acabar de forma efectiva con esta deriva de actos vandálicos”.

Las organizaciones españoles recuerdan a Francia que “no ganará competitividad tirando cisternas de vino por los suelos”

En España, fuentes de Asaja han asegurado a Efeagro que es “intolerable” que se atente contra el principio de mercado libre europeo porque “todos los sectores tienen problemas, pero lo que no se puede hacer es emprenderla contra homólogos de un país vecino”.

“El sector del vino español produce y exporta para mantener la renta de los agricultores y no entendemos, ni comprendemos estos ataques” en el país vecino y “al parecer, como otras veces, ante la pasividad de la gendarmería francesa”.

“Francia también exporta a España leche o patatas, pero nosotros somos personas civilizadas que no atentamos contra el tránsito de mercancías. Deberían respetar nuestras producciones, porque cuando el sector está mal, lo está para todos, y ese país no ganará en competitividad tirando cisternas de vino por los suelos”, han añadido.

En la misma línea, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha reclamado “sanciones ejemplares” para el Gobierno francés y para los protagonistas de los actos de violencia contra producciones agrarias de origen español.

La UE “debe garantizar de forma efectiva y contundente” la libre circulación de mercancías en suelo francés, han defendido desde la organización. La organización también ha pedido la depuración de responsabilidades y la reparación de los daños producidos.

Por su parte, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha reflexionado en un comunicado que “cuando no es el vino es la fruta”, pero que en todos los casos “la tibia respuesta de las Administraciones nunca pasa de la mera palabrería, por lo que impulsa a los franceses a seguir atentando de esta manera”.

En su opinión, “los gobiernos de ambos países y la UE deben elaborar un plan de acción que evite estas agresiones y garantice la libertad de circulación de mercancías”.

Para UPA, “ya ha pasado el tiempo de las palabras, es hora de establecer medidas que terminen con estas rabietas de los franceses que terminamos pagando los agricultores españoles”.

Asimismo, la Unión de Uniones “pide al Gobierno una vez más que exija inmediatamente a las autoridades comunitarias la necesidad de que se garantice la libre circulación de mercancías valencianas y del resto del Estado español en su paso por territorio francés”.

Considera que “no se pueden permitir los obstáculos que ponen continuamente los agricultores franceses a la libre competencia y a la libre circulación de productos agrarios españoles” y, por ello, “reclama medidas de control y que se establezcan duras sanciones ejemplarizantes por no respetar la legalidad comercial europea”.

“En lugar de actuar contra las grandes cadenas de distribución, muchas de ellas con capital francés y que marcan su posición abusiva de dominio en los precios, los agricultores franceses la toman contra los productores que sufren las mismas prácticas abusivas que sus homólogos franceses”, ha denunciado esta organización agraria.

1 Comentario

  1. Soy ingles pero vivo en el sur de Francia. No comprar mas el vino francés. Desde los ataques del año pasado en Francia, sólo bebo vino español en solidaridad con las víctimas de estos crímenes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here