La organización agraria APAG Extremadura ASAJA ha hecho una valoración de la actual campaña del girasol y advierte de que de seguir la tónica predominante de escasas producciones y bajos precios, la continuidad del cultivo del girasol extremeño corre peligro de desaparecer.

Empezada la campaña de cosecha del girasol extremeño las expectativas para los agricultores no son nada esperanzadoras, pues de continuar la actual situación en los precios del mercado, con tendencias a la baja y los escasos rendimientos que se están obteniendo, el cultivo del girasol en Extremadura tiene grave peligro de continuidad por su  nula rentabilidad.

El girasol extremeño está recibiendo unos precios de más del 20% más bajos que en campañas anteriores

Después  de varias  años  consecutivas de bajadas de precios, en esta nueva campaña los precios se reducen nuevamente, con una aminoración de más del 20% sobre los precios de campañas anteriores, pagándose en la actualidad  325 €/t el normal y 365 €/t los de alto oleico.

Con estos precios  y los bajos rendimientos que se están obteniendo en la actual campaña de recolección en Extremadura, situándose  en secano en torno  a los 500 k/has, los agricultores de girasol no podrán cubrir ni siquiera los costes de producción que se elevan  a 450 €/has, toda una ruina para el sector.

Extremadura tiene en la actualidad una superficie de cultivo de 16.200 has, un 10 % menos que en la campaña anterior,  que supondrá para el sector, de seguir así la situación,  unas pérdidas de 5 millones de euros, que son  inasumible para los agricultores.

Cabe recordar que esta situación no se da sólo en Extremadfura. La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Córdoba informaba hace unos días de que la recolección del girasol se encuentra actualmente en algo más del 50% con una situación en la que los precios son de “ruina” lo que provoca que este cultivo no llegue a resultar rentable para el agricultor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here