Si hasta ahora la estabilidad de los precios de los cereales en los mercados mayoristas estaba siendo una tónica en las últimas semanas, con subidas y bajadas leves en las distintas categorías aunque con una ligera tendencia a la baja, la última semana esta estabilidad se ha afianzado, hasta el punto de que la cebada o el trigo duro, e incluso el trigo blando, no han modificado su precio respecto a los últimos siete días.

Una situación que frena la caída que viene arrastrando el sector cerealista en esta campaña, aunque como señalan algunos técnicos es que ya prácticamente no pueden seguir bajando más. Esto, unido a que muchos productores han seguido los consejos de los expertos y han frenado las ventas a la espera de tiempos mejores, está propiciando una parálisis en los mercados que evita que haya fluctuaciones en los precios.

Así, se puede decir que los precios de los cereales se mantuvieron estables durante la semana comprendida entre el 10 y el 14 de octubre, durante la cual el movimiento más notable fue la caída del maíz, que ni siquiera llegó al uno por ciento negativo, de acuerdo con los datos difundidos por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Los cereales registraron los siguientes precios y variaciones respecto a la semana anterior: cebada, 147,88 euros/tonelada (-0,06%); cebada de malta, 157,67 euros/tonelada (estable); trigo duro, 209,33 euros/tonelada (estable); maíz, 172,29 euros/tonelada (-0,61%), y trigo blando, 159,15 euros/tonelada (-0,01%).

Desde enero de 2016, han bajado las cotizaciones de trigo duro (-17,91 %); cebada (-17,33 %); trigo blando (-13,48 %) y maíz (-2,21 %).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here