La reforma de la PAC está cada vez más cerca y todos los indicadores, estudios y análisis cada vez dana peores noticias. El último viene del director del Centro de Estudios e Investigación para la Gestión de Riesgos Agrarios y Medioambientales (Ceigram-UPM), José María Sumpsi, quien cree que el previsible recorte del presupuesto para la Política Agrícola Común (PAC) post 2020 puede afectar a la agricultura de la España continental y atlántica, en especial al cereal y el vacuno.

“Los sectores que más pueden sufrir son el de cereales, oleaginosas -girasol y colza-, leguminosas y la producción láctea y la de carne de vacuno” ha precisado a Efeagro tras la inauguración del seminario ‘PAC post 2020. Escenarios futuros’ que este jueves 23 se ha celebrado en la Escuela de Ingenieros Agrónomos de la Politécnica de Madrid.

Hay varios “elementos importantes” que incidirán sobre las perspectivas futuras de cambio de la PAC, según el director de Ceigram, que es catedrático de Política Agraria y Desarrollo Rural de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

“Uno de ellos -ha detallado- tiene que ver con la demanda, cada vez mayor, de la sociedad europea en materia medioambiental y de cambio climático, aspectos ambos que hacen que la agricultura esté en una encrucijada“.

La reducción de presupuestos de la futura PAC no afectará tanto a los sectores mediterráneos como pueden ser frutas, hortalizas o vino

El segundo elemento importante es el presupuestario, que está condicionado por el Brexit y que va a provocar “algo que no había ocurrido hasta ahora: la reducción en términos corrientes del presupuesto para la PAC, lo que evidentemente supondrá cambios importantes, sobre todo en los pagos directos”.

La reducción de presupuestos de la futura PAC puede afectar sobre todo a las zonas más dedicadas a los cultivos y ganadería de la España “continental y atlántica” y no tanto a los sectores mediterráneos como pueden ser frutas, hortalizas o vino, ha sentenciado.

La subdirectora general de Cultivos Herbáceos e Industriales y Aceite de Oliva del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), Silvia Capdevila, ha confirmado que la Comisión Europea (CE) comunicará la próxima semana -previsiblemente el día 27- el avance oficial de su propuesta inicial sobre la nueva PAC.

Esas primeras directrices no irán acompañadas de asignación de fondos, ya que aún está abierta la negociación de las condiciones del Brexit, pero serán el punto de partida para las propuestas legislativas sobre la política agrícola post 2020, que se perfilarán en el segundo semestre de 2018, ha explicado.

“El marco presupuestario incierto -ha continuado- va a impedir que haya una política con cifras para el 2020” ahora y aplazará la puesta en marcha del nuevo “marco de la PAC hasta 2022 o 2023”.

Isabel Bardají, catedrática de Economía Agraria, Estadística y Gestión de Empresas de la Escuela de Ingeniería Agronómica de la Politécnica de Madrid (Etsia-UPM), ha recopilado en una ponencia las propuestas europeas que hay sobre la mesa para la PAC post 2020 en las que existe una clara apuesta por una política “de resultados”.

Será una PAC de objetivos, aunque critican que no definen aún “cómo se miden y cómo se podrá ir avanzando”

“Hay un sinfín de propuestas de estados, instituciones y organismos, así como un borrador que ya se ha filtrado con la postura inicial de la Comisión -‘The future of food and farming’ (El futuro de la agricultura y la alimentación)- y que se empezará a debatir en breve”.

La CE quiere pasar de “una PAC de objetivos a una de resultados”, ha resumido Bardají antes de asegurar que esta evolución supondría un “cambio de métodos, de forma de implementar y de hacer la política que va a afectar mucho” a la agricultura y ganadería comunitaria.

A su juicio, del borrador de la Comisión Europea se deduce que “nos tendremos que comprometer a alcanzar determinados resultados económicos, sociales y ambientales, con medidas concretas”, aunque no define aún “cómo se miden y cómo se podrá ir avanzando” para su consecución.

Lo que sí es seguro -ha añadido- es que “en el futuro escenario de la Europa comunitaria va a haber menos dinero dentro de la UE a consecuencia del ‘brexit’, y también porque habrá nuevos objetivos para seguir avanzando en el proceso de construcción europeo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here