La producción mundial de cereales se calcula en 2.537,93 millones de toneladas en la campaña 2017-2018, lo que supone un descenso del 2,49% respecto a la temporada anterior, según el último balance agrícola del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, en sus siglas en inglés).

El informe de agosto del USDA incluye las primeras estimaciones sobre la nueva temporada 2017-2018, entre la que destaca la de maíz, para la que estima 1.036,90 millones de toneladas (-3,13%).

En el caso del trigo, el USDA calcula una cosecha global de 737,83 millones de toneladas (-2,27 % respecto a 2016-2017); en el arroz, de 483,6 millones de toneladas (-0,05 %).

Este descenso en las previsiones de la producción mundial de cereales puede afectar positivamente a los precios a medio plazo, especialmente en España donde se están caracterizando por ir un poco contracorriente, ya que se empieza a notar un incremento en los mercados internacionales, aquíse mantienen estables o a la baja.

Así, por ejemplo, al margen de los mercados mayoristas que recoge Accoe y que ha reflejado la pasada semana una bajada generalizada a excepción del trigo duro, en las lonja de Zamora y Salamanca, todos los granos se mantuvieron sin cambios en su última sesión, a excepción del maíz, que anotó pérdidas respecto a la semana anterior. En León todos los cereales repitieron, mientras que en Toledo ha habido una bajada de tres euros en muchas de las categorías, con una leve subida en la Lonja de Córdoba esta semana.

Brasil prevé este año una cosecha de granos un 31,1% superior a la de 2016

De igual forma, cabe destacar que Brasil, uno de los mayores productores mundiales de alimentos y decisivo en la producción mundial de cereales, prevé este año una cosecha histórica de 242,1 millones de toneladas, un volumen un 31,1 % superior al de 2016 (184,7 millones de toneladas), informó hoy el Gobierno.

Brasil revisó al alza las estimativas para este año, ya que en junio esperaba una cosecha de 238,6 millones de toneladas para 2017, según informó el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

El incremento de la producción de cereales, leguminosas y oleaginosas este año será posible principalmente por el crecimiento del 7,1 % en el área a ser cosechada con respecto a la de 2016, hasta 61,1 millones de hectáreas, de acuerdo con las proyecciones realizadas por el organismo estatal.

De acuerdo con el IBGE, el arroz, el maíz y la soja, algunos de los principales productos agrícolas de Brasil, representan el 93,6 % de la producción prevista para este año, así como el 87,9 % del área que deberá ser cosechada. La producción de soja en 2017 llegará al récord de 114,9 millones de toneladas, con un aumento del 19,7 % respecto a 2016, mientras que la de maíz tendrá un fuerte incremento del 73,7 %, hasta los 68,1 millones de toneladas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here