Las organizaciones agrarias se han lamentado este lunes 23 de la reducción de un 15,8% de las previsiones de cosecha de aceituna para la próxima campaña, especialmente en la provincia de Jaén, principal productora de aceite en el mundo y donde se prevé una cosecha un 28,5% menor.

El secretario general de la UPA Jaén, Cristóbal Cano, ha señalado, tras la presentación de los datos por el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez de Haro, que “el aforo reduce aún más nuestra previsión de cosecha”, motivada por “la falta de lluvias y adelanta que la consecuencia directa será la pérdida de riqueza en nuestros municipios y la reducción del empleo, sobre todo en las mujeres”.

El año hidrológico que ha concluido se cierra, según Cano, con un déficit hídrico de 226 litros, a lo que debe acumularse una cantidad similar con respecto al anterior, “lo que nos sitúa en situación de sequía desde hace varios años”.

“Con esta escasez, no se debería producir tensión a la baja en los precios, sino todo lo contrario”

Desde la UPA consideran también que es muy destacable la elevada variabilidad existente entre las explotaciones, tanto de secano como de regadío, en este sentido, el olivar con riego “ha sido el colchón que puede salvar, en parte, la cosecha y recuerda que muchos agricultores de secano han perdido el fruto y, el que queda en el árbol, está en una situación muy complicada”.

El secretario general de UPA Jaén hace hincapié en la obligación de “maniobrar de forma diferente para seguir siendo líderes en el mercado mundial”.

Por su parte, desde Asaja, consideran nefasta para la provincia la producción de 360.000 toneladas de aceite que fija el primer aforo de aceite, con una importante reducción de la cosecha, y creen “con esta escasez, no se debería producir tensión a la baja en los precios, sino todo lo contrario”.

La falta de precipitaciones y las altas temperaturas son las principales causas de esta importante reducción, “no se produjo el cuajado adecuado debido a las escasas precipitaciones, algo que, sumado a una primavera, verano y principio de otoño extremadamente secos y calurosos han traído estas consecuencias”, apunta Luis Carlos Valero, gerente y portavoz de ASAJA-Jaén.

Para Valero, los datos de producción españoles, andaluces y, sobre todo, jiennenses, contrastan con los primeros aforos realizados por diferentes organismos en los que se apunta una ligera subida de la cosecha de aceite y aceituna.

“Si en nuestra tierra, cuna del olivar, baja la producción, pero la media mundial es más alta, podría darse una situación tan poco favorable respecto a los precios que no se correspondieran con nuestro descenso”, indica.

Desde la COAG aseguran que los datos del aforo corroboran lo que ellos ya habían anunciado, “una importantísima bajada en la producción de aceite”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here