El pulso de las organizaciones agrarias extremeñas contra el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, sobre la posibilidad de aplazar las elecciones al campo en la región, puede alcanzar hasta el ámbito político y judicial. Desde La Unión de Extremadura, que exige que se respete la Ley y los plazos que regula la celebración de estos comicios, amenaza con buscar una ‘pinza’ política en el Parlamento regional contra el Gobierno autómico, además de recurrir a la justicia en caso de aplazamiento.

Desde la organización, recuerdan que según Ley 6/2016 agraria de Extremadura  se deja claro que se convocará las elecciones en el plazo de seis meses desde la entrada en vigor de la presente ley, es decir, el 29 de diciembre se convocará las elecciones para que se celebren en el primer trimestre de 2017.

Si este proceso electoral no se respetase La Unión de Extremadura ha anunciado las siguientes medidas a realizar, que pasan por hablar con los partidos políticos con representación en la Asamblea, para que exija al Presidente, que respete la Ley y los plazos acordados.

Asimismo, amenazan con denunciar ante la opinión pública el incumplimiento de lo establecido y, si todo esto sigue adelante, “exigiremos judicialmente el cumplimiento de la Ley”.

Como se recordará, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, planteó la posibilidad de poder reflexionar con el sector sobre un posible aplazamiento de las elecciones al campo en la región tras los sucesos acaecidos en el seno de UPA-UCE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here