La crisis de precios de los cítricos andaluces está provocando que “la vitamina C se quede en los árboles” al no recogerse muchas naranjas, según COAG Andalucía, que ha reclamado medidas que compensen a los productores y que permitan ordenar el mercado.

Tras dos campañas en las que los precios fueron medianamente razonables, este año los productores se enfrentan a un escenario insostenible, ha informado COAG en un comunicado.

La actual campaña sigue paralizada, ya que no hay demanda ni precio y la medida de retirada de naranjas y pequeños cítricos por parte de las organizaciones de productores no es efectiva y, de hecho, hasta el momento apenas se ha retirado un 11 % del cupo para naranjas y un 20 % del de pequeños cítricos.

Salvador Fernández, responsable del sector en COAG Andalucía, esta medida, que entró en vigor el 8 de enero y cuyo plazo estará abierto hasta el 31 de marzo, ampara la retirada de naranjas, clementinas, mandarinas y satsumas por parte de las organizaciones productores de frutas y hortalizas (OPFH) con cargo a sus fondos operativos.

las propias naranjas españolas se hacen la competencia entre sí, porque las variedades tempranas no encuentran mercado

El cupo es de 50.000 toneladas (30.000 para naranjas y 20.000 para pequeños cítricos) y las frutas retiradas se destinarán a zumo que será repartido gratuitamente a entidades benéficas.

Ha asegurado que esta medida “no solo es insuficiente sino que además deja fuera a muchos productores que no forman parte de OPFH”.

Ha explicado que los bajos precios de los cítricos “están provocados principalmente por la entrada de naranjas de otros países, que han conseguido cuota de nuestro mercado debido a que en las dos últimas campañas los cítricos nacionales mejoraron de precio, por lo que algunas empresas optaron por buscarlos en terceros países”.

Pero es que, en estos momentos, las propias naranjas españolas se hacen la competencia entre sí, porque las variedades tempranas no encuentran mercado pero tampoco dejan hueco a las más tardías. El ritmo de recolección es muy lento, en muchas comarcas casi inexistente, de ahí que se insista en que “la vitamina C se quede en los árboles”.

“Los productores de Salustiana están recibiendo unos 0,12 euros por kilo, y a los de Navelina que entregan para zumo apenas les quedan 0,04-0,05 euros por kilo”. Apenas hay movimiento en los almacenes.

Respecto al limón Fino, que inició su campaña en octubre, el año pasado estaba a 0,30 euros y este año a 0,20-0,22 euros por kilo. En abril se inicia la del limón Verna, que dura hasta junio.

Andalucía es la segunda comunidad autónoma productora de cítricos en España, por detrás de Valencia, y la previsión de aforo para este año es una producción de 2.212.016 toneladas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here