A la Asociación Profersional de Bodegas Artesanas de Sanlúcar de Barrameda no le cuadran las cuentas del Consejo Regulador de la D.O del Marco de Jerez, que reconoce un descenso en volumen y negocio de los vinos pero con un mayor valor en las operaciones de venta, ya que desde Bodegas Artesanas no tienen claro este aumento compense las pérdidas por el descenso del negocio.

Bodegas Artesanas lamenta cómo desde el sector “se falta a la verdad en los últimos meses cuando se lanza el mensaje de que cambiamos volumen de ventas por valor. El Marco vende menos, nos hemos dejado un -10% solo en los dos últimos años y las ventas de vinos de largas crianzas están a años luz de poder compensar siquiera el descenso de ingresos en bodega. No existe ningún estudio serio y mucho menos oficial en la zona que pueda demostrar que las bodegas hayan incrementado sus precios de venta”.

En este sentido, insisten en que los cuadran los datos, y ven que continúa el descenso en volumen y negocio de los vinos de Jerez y “mientras las instituciones no reconozcan que tenemos un grave problema, es imposible que lo solucionemos. La imagen parece ser lo más importante, pero ni esta ni la autocomplacencia del Consejo Regulador pagan las facturas ni mantienen la viña y las bodegas”, una crítica que va en consonancia con lo denunciado esta semana por Asevi-Asaja.

En cuanto a comunicación y promoción de los vinos consideran que “no podemos centrarnos únicamente en la alta restauración, pues aunque esta aporta un gran prestigio, si olvidamos al público más joven y a la clase media seguirán desapareciendo bodegas en el Marco y las que sobrevivan no vivirán del vino, dependerán de destilados, vinos sin crianza y otros productos. De hecho son los destilados los que equilibran algunas de las grandes bodegas, representando el vino cada vez una cifra menor en sus cuentas de explotación”.

Por eso, lamenta que “la incoherencia del Consejo es que mientras se habla de imagen, gamas altas y valor, el Buyers Own Brand (BOB) sigue existiendo y ninguna de las grandes bodegas ha renunciado ni va a renunciar a este negocio. Si no venden más es porque no pueden y sus clientes están apostando por otros mercados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here