Las Cortes de Castilla y León han admitido a trámite este miércoles 13 la propuesta de modificación de la Ley de Caza que el PP, el PSOE y Ciudadanos han pactado para tratar de evitar la suspensión cautelar dictada por el Tribunal Superior de Justicia. La decisión se ha tomado mientras que frente a la fachada de las Cortes se producía una manifestación convocada por la Federación de Caza de Castilla y León con el apoyo de las organizaciones agrarias.

En la práctica, la propuesta incluye en la Ley de Caza el catálogo de especies cazables que anteriormente figuraban en el decreto que fue anulado cautelarmente por un auto del TSJCyL, lo que ha sido considerado como “un parche” por el PSOE pese a firmarla y por Podemos, mientras que el procurador de IU-Equo, José Sarrión, ha alertado de que se vulnera la tutela judicial efectiva de la sociedad civil al impedir su recurso.

En la votación, el PP, el PSOE y Ciudadanos han votado a favor de la admisión a trámite, mientras que Podemos se ha abstenido entre críticas a la gestión de la Junta y el representante de IU-Equo ha sido el único que ha votado en contra de un cambio en la ley que todos los proponentes se han comprometido a modificar nuevamente en la próxima legislatura.

No hubo unanimidad política en las Cortes: Podemos se ha abstenido e IU-Equo ha votado en contra

En el caso del PP, ha sido su presidente autonómico y candidato a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, quien ha argumentado que lo que está en juego con este debate es “la libertad, la convivencia y el respeto por las ideas ajenas”.

“No me gusta la caza, no he cazado nunca, pero respeto profundamente a los cazadores”, ha dicho Mañueco, convencido de que quienes han recurrido el decreto y la orden de caza y han obtenido el respaldo del TSJCyL son “una minoría que quiere imponer su doctrina a la mayoría silenciosa”, lo que ha dicho que no van a aceptar.

En el mismo sentido, aunque con un planteamiento crítico con la “mala gestión” de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente por los errores en la elaboración de los decretos y la orden, el procurador socialista José Luis Aceves ha antepuesto que la caza pueda mantener su actividad a las dudas legales de esta modificación.

De hecho, ha reconocido que se trata de “un parche” que necesita de una nueva ley en la próxima legislatura que no tenga “resquicios” que impidan que se pueda paralizar la caza y ha alertado de que, mientras la Consejería “saca pecho” con este tema, el TSJCyL le saca “los colores” con autos que tumban sus normas.

El representante del otro grupo proponente, el procurador de Ciudadanos José Ignacio Delgado, ha remarcado la necesidad de mantener la caza para buscar un futuro a los pueblos del medio rural, además de ser imprescindible para preservar el medio ambiente, la agricultura y la seguridad vial.

El más crítico con esta iniciativa ha sido el representante de IU-Equo, José Sarrión, el único que ha votado en contra de la admisión a trámite al apreciar, entre otros argumentos, que con esta modificación se está “vulnerando la tutela judicial efectiva de la sociedad civil”, al elevar a rango de ley el objeto de la denuncia planteada ante el TSJCyL, lo que precisará de la iniciativa de al menos 50 diputados para elevar el asunto al Tribunal Constitucional.

“Está tremendamente mal hecha”, ha resumido Sarrión, quien se ha mostrado partidario de la caza como “necesaria”, pero ha añadido que debe estar “profundamente regulada y acotada”.

Manifestación: “Sin caza proliferarían los problemas sanitarios y estaría en peligro el mismo equilibrio de la fauna y naturaleza”

Mientras en la calle, cazadores y organizaciones agrarias se han manifestado para recordar que los ingresos procedentes de la actividad cinegética son vitales para asumir obras de mantenimiento esenciales para muchos pequeños pueblos de la comunidad autónoma.

Los manifestantes ondearon banderas españolas y también pancartas en las que indicaban sus lugares de procedencia, diferentes puntos de la geografía de Castilla y León. También corearon consignas en defensa de la caza, así como en contra del acoso permanente de los grupos animalistas hacia el medio rural y sus tradiciones.

Para el presidente de ASAJA CyL, Donaciano Dujo, que habló en nombre de los agricultores y ganaderos, calificando a la caza como “imprescindible para controlar una fauna creciente que causa continuas pérdidas a los agricultores y ganaderos, pero que además es una amenaza para la sociedad en su conjunto. Sin caza proliferarían los problemas sanitarios y estaría en peligro el mismo equilibrio de la fauna y naturaleza”, indicó Dujo, quien recordó también la importancia de la actividad cinegética para muchas zonas rurales “donde no hay apenas actividad económica”.

Por todo ello, el presidente de ASAJA ha pedido a los responsables políticos presentes en las Cortes regionales que “de una vez por todas refrenden una ley clara y que no pueda ser recurrida por parte de grupos animalistas u otros”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here