Los planes de ayuda por la sequía se basan fundamentalmente en la concesión de préstamos bancarios en condiciones ventajosas. Sin embargo, las entidades bancarias han encontrado un nuevo filón de negocio: Obligan a contratar seguros agrarios con ellos para acceder a estos créditos o tener que tramitar la PAC en sus oficinas. Esto ha provocado la indignación de la UCCL, que recuerda que la normativa obliga a los titulares de las explotaciones agrarias que quieran recibir la ayuda de bonificación de los intereses del préstamo, a suscribir una póliza de seguro agrario durante 3 o 2 años consecutivos, pero en ningún caso obliga a que la póliza del seguro se tramite con los bancos.

La organización recuerda en una nota de prensa, que el conjunto de adversidades climáticas extremas –sequia, granizo, altas temperaturas y heladas tardías- que han caracterizado la campaña agrícola 2016/2017 ha provocado una pérdida del producción del 70% en los cultivos y pastos de Castilla y León. La Junta de Castilla y León para solventar la pérdida de los agricultores ha puesto en marcha “una serie de ayudas irrisorias”, entre ellas, la bonificación de intereses para la obtención de préstamos preferenciales.

La UUCL tacha de “prácticas desleales” la propuesta de los bancos y recuerda que “no están obligados a formalizar las pólizas de seguro con las entidades”

Esta ayuda destinada a la bonificación de los intereses en préstamos preferenciales es, para la UCCL, “claramente insuficientes y los grandes beneficiarios de este apoyo son los bancos, ya que los agricultores y ganaderos deben devolver el dinero, un sector que se encuentra ya de por sí, muy endeudado. Pero ahora las entidades bancarias quieren sacar nuevamente tajada y algunas están obligando a los profesionales agrarios a tramitar la póliza del seguro agrario con ellos, o incluso a tramitar la Solicitud Única de la PAC cuando acuden a formalizar el préstamo.”

Una obligación que la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) tacha de “prácticas desleales”, y por eso quiere informar a los productores agrarios y ganaderos que “no están obligados en ningún momento a formalizar las pólizas de seguro con las entidades bancarias, y tampoco a tramitar la solicitud PAC con ellos”.

La normativa obliga a los titulares de explotaciones agrarias que quieran recibir la ayuda de la bonificación de los intereses del préstamo a suscribir una póliza de seguro agrario, durante 3 años (si se quiere obtener el 100% de la bonificación del interés, con un máximo de 1,5 puntos porcentuales) o de 2 años (con una bonificación del interés del 50% con un máximo de 0,75 puntos porcentuales), pero en ningún caso, obliga con quién deben tramitar el seguro o realizar la solicitud de la PAC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here