El Boletín Oficial del Estado publica este martes 6 de junio una Orden por la que, entre el 7 y el 22 de agosto, se permite la entrada en Melilla de ovinos y caprinos desde Marruecos para la celebración de la fiesta religiosa “Aid El Kebir” (fiesta del cordero) ante la estabilidad de fiebre aftosa en el país alauí.

La Orden especifica que dada la estabilidad de dicha enfermedad -no transmisible a los humanos- se ha alcanzado un acuerdo técnico veterinario entre ambos países para posibilitar la entrada de animales en dichas fechas, sin que este año se produzca ninguna polémica, ni por fiebre aftosa ni por transporte indebido.

el transporte de los animales se llevará a cabo exclusivamente en medios de transporte adecuados

Por motivos sanitarios y de control, el movimiento de estos animales sólo podrá ser realizado con destino a una explotación ganadera de producción inscrita en el Registro General de Explotaciones Ganaderas (REGA).

Cuando el importador no sea el titular de esa explotación ganadera de destino, deberá tener el consentimiento expreso y escrito del titular de la explotación ganadera en el que se acepta la llegada de esos animales, según recoge el texto.

Además, el transporte de los animales se llevará a cabo exclusivamente en medios de transporte adecuados y autorizados en España o Marruecos dado que, desde el punto de vista de la sanidad animal, dicho movimiento se trata del mismo modo que un movimiento de animales de producción con destino al consumo humano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here